Menú
Amando de Miguel

Eneálogo para laístas, leístas y loístas

El laísmo es el pequeño vicio de decir "la" en lugar del correcto "le" cuando se refiere a un complemento indirecto que es una mujer. Por ejemplo, "María estaba sola; la di un beso". Lo correcto sería "le di un beso".

Amando de Miguel
0

1. ¿Es correcto decir "este es el libro que me pediste, ponle sobre la mesa"?

– No; el "le" de "ponle" se refiere al "libro", que es el complemento directo (qué cosa) de "poner".
– Lo correcto sería "ponlo sobre la mesa".
– Ese pequeño vicio de sustituir el correcto "lo" por "le" se denomina leísmo. Es muy corriente en muchas zonas de Madrid, Castilla y León, País Vasco y también en algunos países hispanoamericanos.

2. Se tolera más el leísmo si el erróneo "le" se refiere a una persona masculina que actúa como complemento directo (qué persona). Por ejemplo, "tu amigo llega otra vez tarde, nunca le he visto llegar temprano".

Es decir, lo correcto sería "lo he visto", pero se tolera lo de "le he visto" ya que el complemento directo se refiere a un varón.

3. El "le" es correcto cuando se refiere al complemento indirecto (a quién, a ello). Por ejemplo, "le dije la verdad". En ese caso el "le" es correcto porque se refiere a que "la verdad" (complemento directo, la cosa que dije) es dicha a alguien, sea varón o mujer.

4. Si el complemento directo es una persona femenina, entonces en lugar de "lo", se debe decir "la". Por ejemplo, "la mujer estaba sentada y la observé con ternura".

5. El laísmo es el pequeño vicio de decir "la" en lugar del correcto "le" cuando se refiere a un complemento indirecto que es una mujer. Por ejemplo, "María estaba sola; la di un beso". Lo correcto sería "le di un beso", puesto que el complemento directo es "un beso" y ese "le" se refiere a quien se lo di. En el habla castiza de Madrid aparece a veces el laísmo; suena simpático.

6. El loísmo es el pequeño vicio de sustituir el correcto "le" (complemento indirecto) por "lo". Por ejemplo, "lo envié un correo". Lo correcto sería "le envié un correo".

7. En resumen, lo fundamental es distinguir si la persona o cosa a la que se refiere el verbo es complemento directo (qué cosa o qué persona) o indirecto (a qué cosa, a quién). Si se trata de un complemento directo se debe emplear el "lo" (masculino o neutro) o el "la" (femenino). Si se trata de un complemento indirecto lo correcto es el empleo de "le".

8. Lo mejor es guiarse por el oído, por lo que suena bien o mal, especialmente –dentro de España– si uno escucha a personas cultas o se mueve por debajo del paralelo de Madrid.

9. Aun así, el leísmo, el laísmo y el loísmo –como pequeños vicios– se imponen cada vez más en el uso de los españoles y de muchos hispanoamericanos. Al final todo parece muy confuso, pero la lengua no es una estructura mecánica sino viva.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation