Menú
Amando de Miguel

Muchas palabras o sílabas y pocas ideas

Los "entrevistables" tienen que tener mucho cuidado en no emitir juicios y opiniones que luego vayan a ser objeto de crítica o de rechifla. De ahí que ese tipo humano sea tan amigo de las palabras o frases que no quieren decir nada y pueden decirlo todo.

Amando de Miguel
0

Esa es la regla de oro de los que yo llamo "entrevistables", esto es, los hombres públicos que necesitan ser entrevistados en los medios para poder seguir en los cargos. Excluyo a los científicos, profesionales o escritores. Los "entrevistables" tienen que tener mucho cuidado en no emitir juicios y opiniones que luego vayan a ser objeto de crítica o de rechifla. De ahí que ese tipo humano sea tan amigo de las palabras o frases que no quieren decir nada y pueden decirlo todo. Otra preferencia es por las palabras largas en lugar de sus equivalentes con menos sílabas. La cosa es ganar tiempo y parecer cultos. Veamos algunos ejemplos:

  1. Expresiones que no quieren decir nada, pero que alargan el discurso:
  • "Lo que es". Se trata de un vulgarismo que da un aire colorista a las descripciones.
  • "En ese sentido, de alguna manera, como no puede ser de otra manera". Son tres variantes de lo mismo; expresiones ociosas que alargan el discurso.
  • "Por supuesto". Normalmente quiere decir que no cabe suponer nada.
  • "Si eso". Es una muletilla que da familiaridad.
  • "En cualquier caso". No significa nada cuando no están claros los casos.
  • "Dicho lo cual". Sirve para ganar tiempo y para que el hablante no se vea interrumpido.
  1. Alargamientos innecesarios, pero que dan prestigio a la frase por su carácter cultista: 
  • "A propios y extraños". (= A todos).
  • "De una vez por todas". (= Definitivamente).
  • "Los más pequeños". (= Los niños).
  • "Poner negro sobre blanco". (= Escribir, enunciar, decir).
  • "Pero sin embargo". (= Pero).
  • "Hacer acto de presencia". (= Presentarse).
  • "Dar inicio". (= Comenzar).
  • "Estamos hablando". (= Concretamente).
  • "En un momento determinado". (= Entonces).
  • "Legalidad". (= Ley).
  • "Fiscalidad". (= Impuestos).

No quiero decir que las expresiones o palabras de la retórica de los "entrevistables" sean algo ilegítimo. Antes bien, suelen acomodarse a un castellano culto o a expresiones castizas de mucha solera; simplemente, se trata de alargar el discurso para emitir la menor sustancia posible. De esa forma se minimizan las posibles críticas. Todo ello para desesperación de los entrevistadores o del público que desea informarse.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation