Menú

Embrujado por Bolívar

0
Caracas. La revista Civilization, de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, ha publicado “Bewitched by Bolivar”, de Uwe Siemon Netto. El corresponsal, después de visitar Caracas, reporta magistralmente la creencia popular que se ha extendido por toda Venezuela. Los fieles al culto de María Lionza, una diosa de la selva venezolana, están muy preocupados porque antes invocaban al Libertador Simón Bolívar, en las sesiones de espiritismo, y el padre de la Gran Colombia se comunicaba con los mortales, mientras que ahora, según ellos, es imposible establecer comunicación con el Libertador. Los fieles al culto explican que Bolívar “no viene ahora porque ha reencarnado en el actual presidente Hugo Chávez”. Esto, que puede provocar risa de los espíritus simples es profundamente preocupante, pues confirma lo que ya muchos estudiosos sostienen en Venezuela: Chávez es mesiánico y aquí radica su mayor peligrosidad. No es un farsante como sostienen algunos, sino un terrícola que cree en la reencarnación y no sólo se sabe de memoria las más importantes citas de Bolívar, sino que en muchas ocasiones repite las palabras del fundador de la patria, sin comillas, como si fueran suyas.

La historia que relata el periodista de Civilization es preocupante. En el templo espiritista del barrio El Carpintero, en Caracas, un pequeño niño llamado Hugo, es víctima de diarrea y del “el mal de ojo”, que no es otra cosa que las malas influencias, según los creyentes, que proyectan personas que “no cuentan con un aura positiva”. Se lo encomiendan a Bolívar, quien ya aparece en los altares de los brujos venezolanos, santeros y seguidores de Maria Lionza, para que lo cure. El niño se cura de la diarrea, “pero se ignora si el espíritu de Bolívar lo curó del mal de ojo, porque dormía y no querían despertarlo”.

En el culto a Simón Bolívar, en el plano religioso, ha sido muy divulgado por los sacerdotes de Maria Lionza y en las montañas de Sorte, en el occidente del país, donde miles de personas se reúnen a orar por la diosa. Ahora también se le encienden lámparas y velas al Libertador.

Los investigadores de esta situación están estudiando ahora en el mundo entero una tesis que preocupa mucho a los espiritistas: cuando alguien reencarna, lo hace en una sola persona, pero ¿puede abandonar ese cuerpo temporalmente y ocupar otro? Muchos espiritistas sostienen que cuando alguien reencarna ya no puede salir de ese material sino cuando muere.

La creencia popular de que Chávez es la reencarnación de Bolívar no debe provocar risa, pues es sumamente peligrosa en el mundo político de América del Sur. Un mesiánico en el poder, actúa fuera de los lineamientos lógicos y puede hacerlo todo, porque para él es un mandato del mas allá. La revista del Congreso de Estados Unidos cita a la señora Beatriz Viet-Tane, sacerdotisa de Maria Lionza, quien aseguró a la prensa caraqueña, hace unos cuantos años, que “en el año 2000 un mensajero de luz se levantará de las clases humildes para resucitar la Gran Colombia”.

Beatriz Viet-Tane es la misma persona que en 1958 soliviantó los cerros caraqueños contra Richard Nixon. Las pobladas de milagro no lincharon a Nixon en aquel entonces.

La idea de la Gran Colombia es una preocupación que Chávez no oculta y el mismo Fidel Castro, en una rueda de prensa reciente dijo a los periodistas que “Cuba aceptaría pertenecer a una federación de países grancolombianos si se les respeta su sistema”. La Constitución de Chávez permite que cualquier entidad geográfica ajena a Venezuela “pueda anexarse voluntariamente al país”.

La historia de la reencarnación de Bolívar no es una fantasía escandalosa. Es un argumento explosivo en un mundo de subdesarrollo, de fanatismo y superstición.

Usted puede leer el texto publicado en Civilization.

© AIPE
www.aipenet.com

Armando Frontado es analista político venezolano

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios