Menú

Boadella dice sí a España

El ejemplo Boadella estimulará la aparición de plataformas similares en el País Vasco de cara a las próximas elecciones. No hace falta imaginación para ver agrupados a la gente pluripartidista del Foro de Ermua, por ejemplo, y a buenos socialistas.

0

Boadella le dijo sí a España al lanzar el partido "Ciudadanos de Cataluña", el último sábado, en el Tívoli de la barcelonesa calle Caspe. Con certera intuición comercial ya lo había anunciado la semana precedente en el Foro Nueva Economía del Ritz madrileño. Le deseo éxito no obstante el pasado laicista –prescrito y olvidado por el paso del tiempo– de quien con modestia se llama a si mismo "comediante" siendo, como es, político valeroso e inteligente. Lo que más importa es su valentía para defender que Cataluña es España ante los secesionistas y en su territorio. Y además con "valor acreditado" ya que afronta por ello graves amenazas y el boicot de sus representaciones.

El laicismo no debiera ser motivo para que el PP rehúse tratar con Ciutadans como anticipó Mariano Rajoy, prematuramente, este martes, en un programa de radio. Tampoco cabe achacarles eventuales izquierdismos. Resulta superfluo comparar programas concretos en lo económico, social o fiscal cuando el objetivo no es fusionar partidos sino coordinar acciones para salvar la integridad de España. El abanico iría desde la formación de una lista conjunta electoral con el PPC para las autonómicas, hasta la creación de una plataforma –incluso a título de prueba–, en la que cada formación mantendría su personalidad diferenciada. Si el resultado fuere satisfactorio cabría abordar pactos más estables de cara ya a las nacionales.

"Ciudadanos de Cataluña" posee los ingredientes del éxito. Ha encontrado un valioso hueco de mercado –el de quienes se sienten españoles– tiene como clientes a un público objetivo vacante –el de los "estafados" por el PSOE catalán– y sus gerentes el valor y determinación de los que carecen otros que no señalo. Y no le faltan intelectuales. Ha sabido reunir intelectuales bien visibles entre los 6.000 firmantes del manifiesto constitutivo. Destacan entre ellos Francisco de Carreras, el catedrático de Derecho Constitucional, y Arcadi Espada, un prestigioso periodista. Con Boadella al frente que aporta el humor imprescindible para sobrevivir en tiempos críticos.

Hará también mella en CIU. Corrige los tiros del nacionalismo en cuatro áreas principales: la historia será la común de todos los españoles sin manipulaciones; la lengua deja de ser arma arrojadiza; la educación abandona el odio a España explicado durante generaciones; y los medios de comunicación se alejan del pensamiento único de la Generalitat. Todo adobado con seny, que falta hace.

Hay quienes temen que restará votos al PPC de Piqué. No lo creo. Sus espacios políticos son diferentes y coinciden en lo esencial. Los derechos a defender no son los históricos regionales sino los derechos constitucionales de 1978. Iguales para todos y pertenecientes a los individuos –los ciutadans– no a los territorios.

El ejemplo Boadella estimulará la aparición de plataformas similares en el País Vasco de cara a las próximas elecciones. No hace falta imaginación para ver agrupados a la gente pluripartidista del Foro de Ermua, por ejemplo, y a buenos socialistas como la concejala Gotzone Mora, el catedrático Mikel Buesa o Rosa Diez. Así lo presagia la reciente carta abierta que la eurodiputada ha dirigido a Zapatero desde El Mundo. Precisamente en Vascongadas, el pasado 25 de noviembre, recibió Arcadi Espada, presidente de Ciutadans, el "premio Gregorio Ordóñez" de la Fundación del mismo nombre. Allí pronosticó que "el movimiento 'de y para' los ciudadanos se extenderá por toda España para formar partidos políticos". Y le acompañaba Alejo Vidal Quadras, el gran ausente del PPC.

El lunes Ciutadans ha dado otro paso en la buena dirección. Catorce de sus asociaciones cívicas presentaron en Madrid la agrupación informática Todos decidimos. Ofrecen su web a la campaña del PP para la recogida de firmas instando un referéndum previo al Estatuto y anuncian la entrega conjunta en el Congreso de los Diputados. Espero que se sume Piqué. Más allá de esta concreta iniciativa de aproximación es necesario que las plataformas informáticas existentes –tipo Fundación para la Defensa de la Nación Española o HazteOir.org– se coordinen entre si y aglutinen a los millares de blogs que predican la unidad española.

Termino con dos noticias contrapuestas también del lunes. El Gobierno alemán de coalición que preside la canciller Merkel, aprobó un proyecto de ley destinado a reformar la Constitución de 1949 y redefinir las competencias entre Estado central y administraciones regionales. Modifica más de 40 artículos para blindar las competencias del Estado. En sentido opuesto, PSOE y el tripartito –ayudados de otras "parteras nacionalistas"–, alumbraban un preámbulo para "su Estatuto" basado –sin restricciones– en el autogobierno como derecho inalienable de toda la "ciudadanía catalana" que "siente que Cataluña es una nación".

¿Veremos algún día al PSOE, en coalición con el principal partido de la oposición al estilo alemán, desandar lo andado y recuperar el sentido de lo español? No lo creo. Por eso Ciutadans es la esperanza en la medida que Cataluña es electoralmente decisiva.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD