Menú

Los belenes del Gobierno

Lo que ha hecho la directora de Mijas tirando el belén a la basura es seguir el mal ejemplo de Zapatero y de alguno de sus ministros.

0

La Junta de Andalucía aseguraba el lunes, según contaba La Razón, que no veía motivos para destituir a la directora del Instituto de Mijas que tiró a la basura –según la Junta, "retiró"– un Belén navideño. Lo habían instalado los alumnos del primer curso de educación secundaria quienes, además de su esfuerzo e ilusión, compraron o confeccionaron las figuras con dinero de sus profesores.

La tal directora argumentó, según el Obispado, que "en una escuela pública de un país laico no están permitidos los símbolos religiosos". Con razón han pedido su cese la Federación de APAS y la FECAPA de Málaga imputándola "fundamentalismo extremo" y "conducta perniciosa para profesores y alumnos". Esta última considera además los hechos como delito contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos previsto en el artículo 525 del Código Penal y penado con una multa de ocho a doce meses. Suave, sí, pero pena al fin y al cabo. Lo peor para la Asociación de Profesores de Religión en Centros Estatales es que "se ha robado la ilusión" a los alumnos.

La directora María de las Mercedes –que así se llama y por coherencia debería cambiarse tan católico nombre–, en de vez de desmontar, lo que ha hecho es "montar el belén". Este es uno de los varios giros que según el DRAE derivan de la vivencia secular por el pueblo llano del nacimiento de Jesucristo. También cabe decir que la susodicha se ha "metido en belenes", es decir, en un "lance que puede ocasionar contratiempos o disturbios". Ya se los ha originado a los alumnos y ahora es tiempo de pedirla cuentas aunque, eso si, con caridad cristiana.

Para empezar a "depurar responsabilidades" cabría ir a la cabeza, es decir, a aquellos políticos que inducen a la gente a estas y otras conductas sectarias. Los que precedieron a la directora destripa-belenes confundiendo "laico" con "aconfesional". Se olvida que laico se dice de la enseñanza que prescinde de la instrucción religiosa, mientras lo aconfesional, según nuestra Constitución, obliga a los poderes públicos a lo contrario. A "tener en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y a mantener relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones"; artículo 16,3.

Lo que ha hecho la directora de Mijas tirando el belén a la basura es seguir el mal ejemplo de Zapatero y de alguno de sus ministros, en especial, José Antonio Alonso, el de Defensa. Ni misas, ni fiestas de las Patronas en los cuarteles. Hasta que lo pidan, naturalmente, los imanes.

Cualquier día la Junta abre al culto muslim la mismísima mezquita de Córdoba, y hasta puede que nos la trinquen. Su presidente Chaves, también el mismo lunes que nos ocupa, explicaba en una sinagoga de Nueva York a un centenar de niños judíos donde estaba Andalucía, "cuna de convivencia pacífica –decía– entre judíos, cristianos y musulmanes". Posiblemente sin recordar lo de Mijas, que es de su jurisdicción. Ello mientras su jefe Zapatero, con el que había viajado a USA –en primera clase, por supuesto–, "estaba en Belén" que, según el mismo DRAE en su tercera equivalencia, es estar "embobado o en Babia". Y es que se encontraba con los de la Alianza de Civilizaciones en Manhattan, en el edificio de la ONU mirando embobado al turco Erdogan.

¿Qué cabe esperar de un PSOE que tiró hace un par de semanas la piedra de un terrible "manifiesto" antirreligioso y escondió la mano? Hasta la Vicevogue "ni confirma ni desmiente" que fuera apoyado por el partido. ¡Y que mal gusto utilizar la misma expresión de manifiesto usada por los sargentos y algún que otro general golpista del siglo XIX!

Desmintiendo a no pocos socialistas correctos manifiesta tonante: "Los fundamentalismos monoteístas o religiosos siembran fronteras entre los ciudadanos. La laicidad es el espacio de Integración". Y añade que sin ella no existirían nuevos derechos de ciudadanía para concluir que "la educación para la ciudadanía debe educar nuestras conciencias". Caray con los derechos que convierten a España en el paraíso de los abortos con más de cien mil anuales. ¿Es propio de la ciudadanía el derecho a corromperse con los Aves, los Filesas de antes o los Marbellas de ahora? ¿O es simplemente una carencia radical de los principios morales que aportan las religiones en general y, en concreto, la católica? El manifiesto pretende adoctrinar a los alumnos y sin duda ya lo ha conseguido adoctrinando a la directora de Mijas.

Por su parte la Pastoral de los Obispos, partiendo de entonar un "mea culpa", aporta la "perspectiva moral de la vida pública". Es aplicable a todos los políticos de cualquier partido. De modo directo y con un lenguaje claro, traerá cola. El portavoz del obispado Martínez Camino defendió "la obligación de los obispos de hablar, no de política, sino de las cuestiones morales que hay en el fondo de la política".

En los correos electrónicos también se ha puesto de moda el "pásalo" informático. Y el belén. Es El portal del Borbón. Hagan clic y lo verán, con sonido. Con él felicito a todos mis lectores.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD