Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El cambio climático preocupa a Europa, pero no al mundo

Cuando la ONU preguntó a más de 8 millones de personas por sus prioridades políticas, el clima quedó en decimosexto lugar de dieciséis opciones.

104
Los activistas hicieron una manifestación de zapatos como alternativa a la que fue prohibida. | EFE

Aquí en Le Bourget, a las afueras de París, donde está teniendo lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático , no hay un solo activista del clima a la vista. Algo comprensible, porque el área ha sido sellada, así que tampoco tendrían mucha audiencia. Aunque muchas manifestaciones han sido canceladas por razones de seguridad, todavía hay activistas en los medios y otros lugares que están poniendo mucha pasión en intentar presionar a quienes están dentro negociando un tratado para conseguir que sea aún más drástico.

Muchos de ellos dicen hablar en nombre de los pobres del mundo. Han dejado claro a los participantes de la conferencia –negociadores climáticos, políticos, burócratas y los medios de comunicación del mundo– que luchar contra el calentamiento global es la prioridad más urgente en el mundo ahora mismo. Pero no lo es. Los activistas tienen buenas intenciones, pero sus pasiones y los intereses de los pueblos más desfavorecidos del mundo no son lo mismo.

Cuando examinamos los países en desarrollo, debemos reconocer que han progresado mucho en los últimos años: grandes subidas de la esperanza de vida, un acceso más amplio a la educación y menores tasas de pobreza y hambre. Pero el mundo todavía tiene un largo camino por recorrer para mejorar la calidad de vida de las personas. (Aquí hay 19 inversiones estupendas avaladas por premios Nobel que deberían priorizarse).

La ONU ha preguntado a más de 8 millones de personas en todo el mundo cuáles son las políticas a las que dan más prioridad. Tanto si se miran las respuestas globales como las que dan quienes viven en los países más pobres, el clima quedó en decimosexto lugar de dieciséis opciones, después de otras quince políticas.

Encuesta de la ONU sobre los problemas del mundo

En cambio, los que no tienen voz en el mundo claramente nos dicen sus principales prioridades: educación de calidad es la principal demanda, seguida de una mejor atención a la salud, mejores oportunidades de trabajo, un gobierno honesto y sensible, y alimentos nutritivos accesibles. La expresión "problema del primer mundo" se ha convertido en una forma algo manida de despreciar las quejas de los privilegiados. Pero es cierto que el calentamiento global es un desafío que preocupa mucho más al mundo desarrollado que a los más pobres del mundo.

Los activistas que desafían al frío en las calles de París pueden argumentar que hay otros problemas que se agravarán por el cambio climático. La malaria se hará más endémica; la comida se escaseará más; los desastres naturales serán más catastróficos. Lo cual podría ser cierto, pero el mismo argumento vale para casi todos los problemas: más malaria no sólo mata, sino que reduce la asistencia escolar, afecta a los sistemas de salud, erosiona las economías y nos hace a todos más vulnerables a otros problemas.

Hay grandes pasiones aquí en París. Pero la pasión en cuestiones climáticas simplemente no es lo que los más desfavorecidos del mundo nos dicen que necesitan.

Bjorn Lomborg es director del Copenhagen Consensus Center y autor de los best seller El ecologista escéptico y Cool It. Considerado una de las 100 personas más influyentes del mundo por la revista Time, una de las 75 personas más influyentes del siglo XXI por la revista Esquire y una de las 50 personas capaces de salvar el planeta por el periódico The Guardian, del Reino Unido.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios