Menú

Libre como en Liberal

Mal que les pese a los fabricantes de software, el software libre no sólo no es anticapitalista, sino que puede ser un excelente negocio, como demuestran empresas como IBM, Novell o Redhat. Y es un negocio basado en la libertad.

0
Cuando uno ve su modelo de negocio amenazado, puede hacer dos cosas: enfrentarse al problema, cambiar de estrategia y adaptarse a la nueva situación o, si tiene suficiente poder, luchar para eliminar la amenaza.

Para Microsoft y otras empresas que viven de cobrar por el uso de sus aplicaciones, el software libre es un problema, porque la idea de programas que se pueden usar sin pagar va directamente contra la línea de flotación de su modelo de negocio. Así que, además de replantearse el modelo, ganan tiempo acusando al software libre de diversos pecados: amateur, caro, impredecible, antiamericano... y comunista.

En nuestro país, además, se da la circunstancia de que las dos administraciones que más han impulsado el software libre, Extremadura y Andalucía, están gobernadas por el PSOE. Así que es fácil creer que este fenómeno tiene algo o mucho que ver con la izquierda política o los valores que la ideología socialista defiende.

Claro que hay quien piensa lo contrario. Por ejemplo, que el mismísimo Adam Smith fue el primer defensor de la libre difusión de conocimiento, lo que se ha dado en llamar copyleft. Doc Searls, un gurú coautor de uno de los libros esenciales para entender cómo funcionan los mercados en un mundo con Internet, escribió que "tanto la Red como Linux se crearon, crecieron y florecieron casi por completo fuera de la esfera regulatoria. Son, en un sentido literal, lo que los mercados libres han hecho con su libertad".

Y lo cierto es que es así. Mal que les pese a los fabricantes de software, el software libre no sólo no es anticapitalista, sino que puede ser un excelente negocio, como demuestran empresas como IBM, Novell o Redhat. Y es un negocio basado en la libertad, en la capacidad de cada actor de proporcionar valor a su cliente y obtener un pago por ello.

Así que parafraseando a Richard Stallman, y seguramente a su pesar, podríamos decir que la palabra "libre" en "software libre" no se refiere a "barra libre", sino a "libertad de mercado".
Borja Prieto es autor del blog Desencadenado.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation