Menú

Más allá del sistema operativo de Google

Borja Prieto

El sistema operativo y los ordenadores que servían en el mundo aislado de recursos escasos no son los mejores para moverse por el mundo hiperconectado de la abundancia. (Volver)
Feynman dijo el día 13 de Julio de 2009 a las 14:26:16:

¿Para qué abandonar el ordenador? Mientras tengamos uno, lo usaremos para almacenar cosas. No creo que baje el nivel de uso del ordenador como almacén de datos, pero lo que sí se irá incrementando poco a poco es el uso de la red como espacio de trabajo y copia de seguridad.

Desde que hace un par de años me cargué mi disco duro dos veces en 3 meses, llevo copias de seguridad por doquier. Ya no me fío del ordenador, y siempre ando con algún pendrive de alta capacidad para guardar los archivos importantes (las películas no lo son, por cierto, bajarse películas ya está desfasado). Pero como éstos se me pueden perder o estropear y tengo un host en la Red, también los subo en cuestión de segundos vía sftp. Igualmente el propio Gmail me ha ayudado a recuperar algunos documentos. Vamos, creo que los soportes físicos no se van a extinguir, tan sólo van a compartir su espacio con la red.

En lo demás, estoy de acuerdo. Hoy un ordenador sin Internet es poco menos que un coche sin gasolina. De hecho, cuando se me pierde la conexión me quedo sin saber qué hacer... ¿una partida al Buscaminas? Es que los juegos que tengo son online, se entiende. Quizá ver alguna película que tenga descargada por algún casual (no precisamente española), pero poco más.

loboe dijo el día 13 de Julio de 2009 a las 08:56:33:

Totalmente de acuerdo con el planteamiento, aunque me permitiría observar que ese cambio entre la costumbre de mantener-mis-datos-en-mi-ordenador-y-bajo-mi-control y el nuevo paradigma de confiárselos a "la nube", tendrá que ir acompañado de un cambio de mentalidad por parte de los que nos hemos educado en una cultura de ser guardianes de nuestros datos.

Creo que se podría establecer un paralelismo con el dinero. Confiar nuestros ahorros a un banco es más cómodo que guardarlo debajo del colchón. Además podemos disponer de él en cualquier lugar con nuestra tarjeta 4B sin necesidad de llevarlo con nosotros -con el riesgo que ellos supone-. Sin embargo, seguro que durante mucho tiempo, algunos preferiremos guardar nuestros datos debajo del colchón por si las moscas.

« 1 »