Menú

Periodismo y modelos de negocio

Una prensa subvencionada a lo mejor mantiene el sueldo de sus trabajadores, pero jamás mantendrá la libertad de opinión.

0
Dentro de unos años, ya no tendremos ni periódicos en papel ni música en CD. Tal vez algunos sobrevivan como objetos de coleccionista, tal y como está sucediendo con los discos de vinilo, pero no serán esos bienes de consumo masivo que podían encontrarse en la mayoría de los hogares.

Muchos miles de personas viven de vender discos de plástico con música o papeles con noticias, y es hasta cierto punto comprensible que intenten conservar su modo de vida. La SGAE exige cada vez más canon y más ayudas para "compensar" unas ventas que caen vertiginosamente. De lo contrario la música morirá, nos dicen. El New York Times propone que los periódicos se conviertan en entidades culturales sin ánimo de lucro para que puedan recibir subvenciones y olvidarse de ganar dinero. El periodismo morirá si no hacemos algo, claman.

Pero no. No se muere la música y tampoco se muere el periodismo, aunque estén agonizando los periódicos en papel. El New York Times cita a uno de los padres de la patria, Thomas Jefferson, como argumento de autoridad: "Y si se me permitiera decidir si deberíamos tener un Gobierno sin periódicos o periódicos sin Gobierno, sin duda preferiría lo último". Lo que no dice el columnista es que en tiempos de Jefferson, "periódico" era sinónimo de "periodismo". Y lo que quería defender Jefferson era la libertad de prensa, no la difusión de papeles impresos. Una prensa subvencionada a lo mejor mantiene el sueldo de sus trabajadores, pero jamás mantendrá la libertad de opinión.

Para defender la libertad de opinión, internet es mucho más eficaz que el periodismo de papel. Por un lado, se requieren muy pocos medios para poner en marcha un "periódico on-line". La distribución es mucho más eficiente, con lo que medios que antes debían resignarse a ser locales ahora tienen una audiencia global. Y es mucho más fácil tener acceso de primera mano a información sobre lo que sucede en el otro extremo del mundo, sin necesidad de enviar corresponsales.

Para el lector, todo son ventajas: las noticias son gratuitas, están actualizadas constantemente y es muy fácil comparar con otros medios para detectar sesgos indeseados o complementar la información.

Pero no sólo los periódicos on-line sustituyen eficazmente a los moribundos periódicos escritos. Los blogs representan en ocasiones la única voz que se alza frente a la información controlada por el Ejecutivo, como bien saben los bloggers cubanos, egipcios, iraníes y tantos otros que pagan con la cárcel la osadía de escribir en contra de su Gobierno. Todos los países, incluso las peores dictaduras, cuentan con periódicos. Periódicos fácilmente controlables por el Estado, que no garantizan la libertad de prensa como lo hace un simple individuo armado con un ordenador y una conexión a internet.

De modo que tampoco el periodismo morirá con el último periódico de papel, como la música no morirá con el último CD vendido. Lo que desaparecerá inevitablemente es el modelo de negocio de la prensa escrita. Si en el proceso alguien tiene que pensar en otra manera de ganarse la vida, será un pequeño precio para que muchas más personas tengan un acceso más fácil a una información libre.
Borja Prieto es autor del blog Desencadenado.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios