Menú
Carlos Pérez Gimeno

Julio siempre triunfa

El cantante supo contentar al público que llenó el estadio Adolfo Suárez a pesar de las inclemencias del tiempo.

Carlos Pérez Gimeno
0

Ni la lluvia ni el mal tiempo lograron empañar el concierto que Julio Iglesias ofreció en Ávila, dentro de esa mini gira que el cantante ha ofrecido este verano por España.

Fue una gala difícil, pero el cantante supo contentar al público que llenó el estadio Adolfo Suárez, que por inclemencias del tiempo, en vez de comenzar a las 21,30, tuvo que retrasarse hasta las 23:55. La fuerte tormenta que se desató hizo que las sillas se cayeran por efecto dominó, y hubo gente que no pudo sentarse en sus localidades.

Los equipos técnicos, tuvieron que ser reparados por el mismo motivo, y Julio, desde el momento en que pudo subirse al escenario, lo primero que hizo fue pedir disculpas a todos los que allí estaban congregados para verle. En poco tiempo los abucheos y pitidos que tuvo que soportar se convirtieron en aplausos, gracias al alarde de su magnífica educación y su gran sentido del humor. El cantante supo ganarse a ese público que estaba harto de tanta espera.

La gran sorpresa de la noche fue la aparición de la infanta Doña Elena, que llegó acompañada de unas amigas. De blanco y con su tradicional trenza, fue muy ovacionada, pero la gran triunfadora de la noche fue sin lugar a dudas Esperanza Aguirre, la presidenta de la Comunidad de Madrid, que apenas podía moverse ya que todos los asistentes al concierto querían fotografiarse con ella. Aguirre no paraba de recibir saludos y recibió una impresionante cantidad de saludos.

Quién también acudió fue Adolfo Suárez Allana. Julio tuvo una palabras muy cariñosas para todos ellos. A la duquesa de Lugo le saludó y envió un abrazo muy fuerte para toda la Familia Real.

"Bella Esperanza", así calificó a la Presidenta, cuando se dirigió a ella, agradeciÉndole mucho su asistencia.

Cuando saludó a Adolfo Suárez envió un abrazo de corazón para su padre, el que fuera presidente del gobierno, y que desde hace años padece la terrible enfermedad de Alzheimer.

Una vez concluido el concierto, en EL que hizo un repaso de sus grandes éxitos, se pudo ver detrás del escenario a dos de sus hijos, a Miguel Alejandro y a Rodrigo. Miranda no acudió y en estos días se cumple el primer aniversario de su boda.

Lleno total, con unos precios que iban desde 40, hasta 295 euros.

Un concierto que, a pesar de todo, tuvo final feliz. Julio regresa a su casa de Punta Cana dentro de unos días, pero se llevará un buen recuerdo del indiscutible éxito obtenido en su país.

Carlos Pérez Gimeno

Colaborador de Es la Mañana de Federico de la sección "Crónica Rosa".

En Chic

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD