Menú
Carlos Pérez Gimeno

La duquesa de Alba ya está de feria

Sevilla ya está de fiesta, en plena Feria de Abril, y a la primera que se ha visto llegar a La Maestranza ha sido a la duquesa de Alba. En esta ocasión no acudió acompañada por su marido, Alfonso Díez. Comentó que se encontraba enfermo, aquejado de gripe.

Carlos Pérez Gimeno
0

Sevilla ya está de fiesta, en plena Feria de Abril, y a la primera que se ha visto llegar a La Maestranza ha sido a la duquesa de Alba. En esta ocasión no acudió acompañada por su marido, Alfonso Díez. Comentó que se encontraba enfermo, aquejado de gripe.

Doña Cayetana se colocó, para ir a ver torear a Cayetano Rivera, un ramillete de flores en la cabeza, tan habitual en ella, que daba gloria verla. Nadie excepto la duquesa se atreve a salir a la calle de esa manera, pero es que no hay nada como ser duquesa de Alba, y hacer lo que te dé la gana.

Por su parte, Cayetano no tuvo buena tarde, aunque no le faltó el apoyo ni de la aristócrata, ni el de su novia, la guapísima Eva González. La pareja continúa viviendo su relación sin hacer caso a los rumores que señalan una posible crisis entre ambos. No dejan de ser habladurías sin fundamento, ya que me consta que su noviazgo no puede ir mejor, y seguramente, cuando al diestro le concedan la nulidad de su matrimonio con Blanca Romero, dé el paso con Eva. Si no, al tiempo.

A los duques de Alba no se les va a poder ver paseando por el Real de la Feria ya que se encuentran en Madrid y están a punto de emprender el viaje que tenían pendiente por su boda. Uno de los lugares elegidos puede ser Italia o Turquía, una vez descartada Tailandia por la cantidad de horas de vuelo que tienen que hacer. Para la duquesa sería agotador.

Hace unos días coincidí con Alfonso en Madrid en el funeral por el fallecimiento de un hermano de uno de los muchos amigos que tenemos en común, y al vernos cara a cara, después del tiempo que hacía que no nos veíamos, nos dimos un fuerte abrazo. Le comenté que teníamos una conversación pendiente ya que su comportamiento conmigo no había sido el más apropiado después de que le defendiera delante de las cámaras diferentes aspectos de su vida sobre los que ha habido grandes especulaciones.

No puso ningún impedimento, y ahí lo dejamos; tampoco era el momento, ni el lugar más apropiado, pero al menos el hielo se rompió, y los dos nos alegramos mucho de volvernos a ver. Un hecho que, con toda seguridad, se repetirá dentro de poco tiempo. La vida de la duquesa con Alfonso es una permanente feria ya que, como ella misma dijo, está encantada y feliz con él y le quiere mucho.

En Chic

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD