Menú
Carlos Pérez Gimeno

Los Thyssen, de nuevo embarazados

Según el entorno del matrimonio, no ha sido una sorpresa, sino todo lo contrario. Les apetecía desde hacia tiempo aumentar la familia. Me confirman que les haría mucha ilusión que fuera una niña, ya que tienen dos varones.

Carlos Pérez Gimeno
0

Blanca y Borja Thyssen están como locos de contentos por el nuevo embarazo que les convertirá en padres por tercera vez.

Según el entorno del matrimonio, no ha sido una sorpresa, sino todo lo contrario. Les apetecía desde hacia tiempo aumentar la familia. Me confirman que les haría mucha ilusión que fuera una niña, ya que tienen dos varones, Sacha, de 4 años, y Eric, de 2, al que su abuela paterna todavía no conoce a consecuencia de la terrible situación que mantienen desde hace años Borja y Tita.

Hace unos días fue el cumpleaños de la baronesa, y cuando le preguntaron si había recibido la felicitación de su hijo, respondió con cara compungida que no. A Carmen le han pagado con la misma moneda, ya que todavía tanto Borja como Blanca están esperando a que se digne a conocer a su segundo nieto, al que felicita por su cumpleaños por medio de un telegrama. Hace falta tener poca cabeza, como si el crío se enterase de algo con la edad que tiene. Sin lugar a dudas, un regalo le haría mucha más ilusión y sería mucho más propio.

La propia Tita continúa manteniendo que su nuera, a la cual detesta, es la culpable de la situación a la que ha llegado con su hijo. Parece no darse cuenta de que con esas afirmaciones  lo único que ha conseguido es que el propio Borja haya declarado que no echa de menos a su madre, porque en la actualidad se ha convertido en una persona totalmente desconocida para él, y mientras no respete a su familia, no va haber acercamiento alguno.

Lo cierto es que Blanca y Borja continúan felices. Es un matrimonio que funciona estupendamente. Les encanta vivir en Madrid; su traslado desde Barcelona no les ha supuesto ningún sacrificio. Como es habitual en ellos, siempre se les ve juntos, y si tuvieran la suerte de que el bebé que está en camino fuese una niña, les llenaría de felicidad.

Al estar embarazada de casi tres meses, todavía es pronto para saber el sexo. En cambio, lo que sí es seguro es que nacerá dentro de seis, y sería un momento perfecto para fumar todos juntos "la pipa de la paz", aunque tal y como están las cosas, no va a ser nada fácil ver a la baronesa como al mítico "Toro Sentado" ofreciendo dicha pipa a Blanca y a Borja.

En Chic

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD