Menú
Carlos Rodríguez Braun

Capitalismo cloacal

En inglés esos lugares se denominan tax havens. Es tentador conjeturar que alguien se equivocó en la traducción y leyó heaven, es decir, cielo, paraíso. Pero haven significa refugio

Carlos Rodríguez Braun
0
Patricia Fernández de Lis habla en El País de los paraísos fiscales como “las cloacas del capitalismo”, y proclama que son “consecuencia misma de la forma en la que actúa el sistema”.
 
Esto es políticamente correcto, pero adolece de una deficiencia. La lingüística puede ayudar a despejarla. En inglés esos lugares se denominan tax havens. Es tentador conjeturar que alguien se equivocó en la traducción y leyó heaven, es decir, cielo, paraíso. Pero haven significa refugio.
 
Obsérvese que el nombre no se refiere a paraísos terroristas o criminales o mafiosos o pederastas. Son paraísos fiscales. Y la fiscalidad no es consecuencia misma del sistema capitalista sino de la acción política, al parecer siempre irreprochable. Sería un choque tremendo para el pensamiento único admitir que el grueso de los clientes de los paraísos fiscales no son asesinos ni violadores sino personas corrientes que se resisten a que las autoridades les arrebaten una fracción muy elevada de ingresos que han ganado honradamente. De ahí la paradoja: ni Patricia Fernández de Lis ni nadie piensa que lo que se llama paraíso fiscal quizá tenga algo que ver ¡con los impuestos!

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD