Menú

El FMI no libra ninguna “batalla del petróleo”. De hecho, sólo descuella en una batalla: la de su propia supervivencia

Carlos Rodríguez Braun
0
La prensa correcta atrajo mi atención con estos titulares: “El FMI pierde la batalla del petróleo [...] La recomendación del Fondo sobre un aumento de producción llega tarde para frenar los precios”.
 
El FMI no libra ninguna “batalla del petróleo”. De hecho, sólo descuella en una batalla: la de su propia supervivencia, puesto que en los últimos años la utilidad de este invento burocrático y político financiado a la fuerza por los contribuyentes ha sido muy fundadamente puesta en duda.
 
Asimismo, es cuestionable la idea de que el FMI es muy sabio y sus recomendaciones son excelentes pero ¡lástima! “llega tarde para frenar los precios”. Nadie manda sobre la economía mundial, y desde luego es mejor que no lo haga el FMI, porque los consejos que brinda esta institución mal llamada “liberal” suelen pasar por subidas de impuestos.
 
Por cierto, en lugar de recomendaciones arcangélicas como “debería aumentar la oferta de petróleo”, el FMI podría meterse en harina de verdad, es decir, defender la energía nuclear (o cualquier otra que no obligue a retroceder al medioevo), y pedir abiertamente la explotación de las reservas de petróleo y la construcción de nuevas refinerías, iniciativas frenadas desde hace décadas por la siniestra presión de los ecologistas.
 
Es difícil que algo similar brote de los labios de Rodrigo Rato, o “de Rato”, como se hace llamar ahora, cuando fomenta, junto con la corrección política, el rubor.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD