Menú
0
Según editorializa El País, el Gobierno de José María Aznar padece dos fracasos económicos: el precio de la vivienda y la falta de ahorro de los españoles. Pero acto seguido afirma que la solución pasa por el PSOE: “reducir en un 30% el esfuerzo de las familias para el pago de vivienda, garantizar que el 25% del suelo se destinará a las VPO o que el 30% de las viviendas protegidas se reservará para jóvenes son propósitos en la dirección acertada”. Sólo echa de menos el editorialista que el PSOE detalle las políticas mediante las cuales conseguirá tales logros, pero en conjunto estima que la de los socialistas es “una vía aceptable”. ¿Ah, sí? Veamos cómo pueden los socialistas y su diario tornar fracasos en éxitos.

Quizá debiéramos recordar al editorialista dos amargas realidades económicas: primera, los políticos no pueden hacer milagros y carecen de recursos -todos los que obtienen se los quitan antes a los ciudadanos–; segunda, las intervenciones políticas nunca son neutrales, y debemos prestar atención a sus consecuencias, aunque no sean inmediatamente visibles.

Supongamos que el PSOE gobierna y acomete esas tres medidas. Ningún Gobierno puede reducir arbitrariamente el precio de las cosas, sin que pase nada. Veamos la primera medida. Quiere el PSOE que las familias paguen menos por sus viviendas. Pero si reduce por ley lo que valen las viviendas, habrá menos viviendas, con lo que castigará a sus demandantes. Si mantiene su precio pero subsidia a los compradores, castigará a los contribuyentes. Si hostiga a los bancos castigará a sus accionistas o a los que pidan créditos.

Si continúa restringiendo el mercado del suelo para extender las VPO encarecerá el suelo, con lo que castigará a todos los compradores de viviendas. Si no encarece el suelo, sólo podrá obtener recursos para ampliar las VPO subiendo los impuestos, con lo que castigará a los contribuyentes.

Si reserva VPO para los jóvenes castigará a los mayores con pocos recursos que también necesitan un lugar donde vivir. Si decide amparar a los mayores deberá ampliar más las VPO, lo que nos remite a la situación anterior.

Todo esto es muy interesante, pero sólo autoriza a dudar que así pueda el PSOE resolver los problemas de vivienda y ahorro. Lo asombroso es cómo pudo el editorialista de El País concluir lo contrario.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD