Menú

Es decir, que cuando las autoridades dejan que los ciudadanos se relacionen libremente no están haciendo las cosas bien, son egoístas. Y cuando expanden su ámbito a expensas de los ciudadanos, son generosas.

Carlos Rodríguez Braun
0

Gregorio Peces-Barba ha escrito: "La llamada globalización no puede tener sólo dimensiones económicas, comerciales, técnicas y de comunicación. Debe tener también dimensiones humanas, sociales y políticas. Por eso prefiero el término universalización que carece de las connotaciones economicistas, egoístas y reduccionistas de la globalización".

No por repetido deja de ser falaz el tópico de que la globalización es censurable por ser "sólo económica". Porque lo que quiere decir es que la globalización es mala en la medida en que es libre. Cuando don Gregorio pide globalizar las "dimensiones humanas, sociales y políticas" no creo que esté pensando en dejar a la gente en paz, digamos, no está pensando en lo humana y social que es la globalización al permitir que la Iglesia católica ejerza mejor su labor solidaria. Lo que piden él y los demás partidarios de "otra" globalización es una mayor acción política que condicione los bienes y las libertades de los ciudadanos.

A Peces esto le gusta tanto que hasta lo ilumina para hablar de "universalización", que es algo mejor que globalización porque no es economicista, ni egoísta ni reduccionista. Es decir, que cuando las autoridades dejan que los ciudadanos se relacionen libremente no están haciendo las cosas bien, son egoístas. Y cuando expanden su ámbito a expensas de los ciudadanos, son generosas.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD