Menú
Carlos Rodríguez Braun

Meras posibilidades

Verdaderamente, los antiliberales son un encanto, y debemos estarles eternamente agradecidos porque, abnegados, no nos van a forzar a ver bodrios que no queremos ver. Sólo a pagarlos.

Carlos Rodríguez Braun
0
El escritor Vicente Molina Foix afirma que los partidarios de la excepción cultural no quieren obligar a los espectadores a asistir a una película europea: “Lo que se pretende con estas medidas…es asegurar la mera existencia…dar la posibilidad de elegir”. Verdaderamente, los antiliberales son un encanto, y debemos estarles eternamente agradecidos porque, abnegados, no nos van a forzar a ver bodrios que no queremos ver. Sólo a pagarlos. 
 
Dirá usted, porque es una persona así de subversiva: ¡pero eso también es una obligación! Y entonces los progresistas supuestamente amigos del pueblo replicarán: no, se trata simplemente de que la subvención, la financiación televisiva forzada, o la cuota de pantalla concedan al bodrio la mera posibilidad de existir, de modo que usted pueda libremente elegir. ¿Verdad?
 
Pues no, no es verdad. Un siglo y medio después de Bastiat, hay quien aún no se ha enterado. La excepción cultural no se limita a otorgar posibilidades, sino a negarlas. Es verdad que la subvención permite que exista el bodrio, pero eso mismo impide la existencia de lo que podría existir y lo que el pueblo podría demandar libremente. Esa libertad es aniquilada, esa mera posibilidad desaparece.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD