Menú
0
Escribió Juan José Millás, cuya inteligencia es vastamente celebrada: “Aquí se ha privatizado todo menos RTVE porque cuanto más libre es la economía, más controlada tiene que estar la información”. Es difícil desbarrar tanto en tan pocas líneas.

Leyendo a este buen señor, daría la sensación de que el Estado ha desaparecido, y los impuestos se han reducido hasta el mínimo compatible con ese control informativo que según Millás es consecuencia ineludible del mercado libre.

No sólo no ha sido así sino que en todo el mundo los estados ocupan una fracción muy notable de la economía y la sociedad. Sin ir más lejos, en la muy “liberal” España, el gasto público ronda el 40 por ciento del PIB, y el grado de control por parte de la política de las actividades privadas más variopintas es considerable.

Por fin, la relación entre mercados e información es justo la contraria de la que sugiere Millás: como es sabido, el máximo control de la información tiene lugar no cuando la economía es más libre sino cuando lo es menos.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD