Menú

Vemos que los "hechos" que piden estos señores para "luchar contra la pobreza" se resumen en el 0,7 %, es decir, aumentar los impuestos sobre los ciudadanos. Concienciándose bien, esto sí que es algo contra lo cual merece la pena luchar y rebelarse.

Carlos Rodríguez Braun
0

La Alianza Española contra la Pobreza, que es una unión de ONGs, está decidida a "concienciar a la sociedad", y para eso convoca una manifestación el mes próximo con esta consigna: "Rebélate contra la pobreza. Más hechos y menos palabras".

Estas atractivas consignas invitan al acuerdo, porque el pensamiento único ha conseguido extender la idea de que la pobreza es algo que existe porque no nos rebelamos lo suficiente.

Sin embargo, por seductor que resulte, es falso. Existen innumerables testimonios de pobreza desde el origen de la humanidad, pero también existen testimonios de comunidades que la han dejado en diverso grado atrás. Si recorremos estos casos, desde la Atenas de Pericles hasta la Irlanda de hoy, ninguna "rebelión" particularmente acusada caracterizó esos episodios de superación de la pobreza. En cambio, fueron más importantes las dosis, en ocasiones muy pequeñas y sólo relativamente apreciables, de paz, justicia y libertad. Esas tres palancas sí ayudan a que salgan de la pobreza sus protagonistas: los pobres.

En cambio, el pensamiento único no se fija en los pobres; los utiliza como reclamo, pero su objetivo no son los pobres sino el poder político. Si plantea alguna idea inteligible, lo que sólo sucede ocasionalmente, es paternalista: los pobres no pueden salir adelante, y necesitan la "ayuda", equívoca expresión que significa dinero extraído por el poder político a sus súbditos mediante la coacción fiscal.

Así, la Alianza contra la Pobreza cree que la culpa es del "racaneo" de los gobiernos: otra expresión falaz, puesto que los gobiernos no pueden ser generosos, por definición, puesto que sólo somos generosos con lo que es nuestro. Generosidad con lo ajeno no es generosidad, sino otra cosa.

Vemos que los "hechos" que piden estos señores para "luchar contra la pobreza" se resumen en el 0,7 %, es decir, aumentar los impuestos sobre los ciudadanos. Concienciándose bien, esto sí que es algo contra lo cual merece la pena luchar y rebelarse.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD