Menú
Carlos Rodríguez Braun

Santísima Trinidad

Esta asombrosa fantasía es fiel reflejo de la arrogancia socialista: la pobreza es algo que se permite, es decir, que permiten los odiosos pecadores que no comulgan con la izquierda

Carlos Rodríguez Braun
0
Trinidad Jiménez, responsable de Política Internacional del PSOE, afirmó: “la jerarquía católica cree que una mayor igualdad, una mayor libertad, una defensa contra la discriminación, supone en alguna medida pecar, pero para mí pecar está en algo mucho más grave, que es permitir la pobreza”.
 
Esto es un completo disparate, pura demagogia y manipulación. Pero las tres palabras económicamente más reveladoras son las tres últimas: “permitir la pobreza”.
 
Esta asombrosa fantasía es fiel reflejo de la arrogancia socialista: la pobreza es algo que se permite, es decir, que permiten los odiosos pecadores que no comulgan con la izquierda. Cuando mandan los socialistas hace eclosión la Santísima Trinidad, la que no peca ni puede pecar, y la pobreza ya no se permite, con lo cual ¡zas! se acabaron los pobres.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD