Menú

El protagonista democrático es el PP

El voto al Partido Popular es el único voto válido para que los vascos y el resto de españoles recuperemos la confianza en el objetivo de vivir en libertad y en paz sin por ello pagar un precio político a los terroristas.

0

Cuando acaba la campaña de las elecciones municipales y forales en el País Vasco, la conclusión inevitable es que el Partido Popular es el protagonista democrático indiscutible de la campaña y lo va a ser también del futuro. Con un PNV encerrado en su obsesión nacionalista y su entendimiento con el mundo de ETA-Batasuna y un PSE que ha renunciado a ser alternativa, que hace de "lacayo" del nacionalismo, y que está volcado en la cesión y la negociación con ETA auspiciada por Zapatero, los populares vascos somos el referente nítido y claro de quienes optan por la libertad y la firmeza democrática contra ETA, sin cesiones ni contrapartidas.

El voto al Partido Popular es el único voto válido para que los vascos y el resto de españoles recuperemos la confianza en el objetivo de vivir en libertad y en paz sin por ello pagar un precio político a los terroristas. El voto al PP es el único voto válido para avanzar en la derrota de ETA, el único voto válido para recuperar la política y las medidas que de verdad han debilitado al máximo a los terroristas y han ensanchado los espacios de libertad de los demócratas.

ETA y la falta de libertad que conlleva su existencia es el principal problema que tenemos los vascos y el conjunto de españoles. El presidente Zapatero y su partido lo han encarado de la peor forma posible, rompiendo con la política del pacto por las libertades y denostando la ley de partidos. Zapatero sigue inmerso en un proceso de negociación política con los terroristas nefasto para los demócratas y sólo beneficioso para una ETA-Batasuna que vuelve a sacar músculo. Una ETA fortalecida y reorganizada, dispuesta a asesinar otra vez.

El Gobierno ha permitido la participación de ANV, o sea, de Batasuna, o sea, de ETA; y con ello ha hecho que tengamos unas elecciones menos libres. Zapatero ha permitido que la minoría violenta ejerza su presión contra la mayoría democrática. Ha sido una campaña de atentados, sabotajes, coacciones e intimidación permanentes, en la que ANV ha demostrado cuál es su verdadera faz: no ha condenado ni uno solo de los atentados y actos de acoso terrorista. A esta peculiar campaña ANV-ETA-Batasuna ha sumado los paseos de De Juana Chaos y los mítines de Otegi.

Además, el PP es el referente único del constitucionalismo en el País Vasco, de la defensa sin complejos de la pertenencia de Euskadi a España, a esa España en la que todos cabemos. Defendemos la autonomía de los territorios históricos, la foralidad de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, como esencia de lo vasco, como fundamento de nuestra realidad histórica e institucional. También hemos trasladado a los vascos que hay una forma de gobernar centrada en los ciudadanos, el modelo de gobierno que llevamos aplicando ocho años en Álava y Vitoria, un modelo para todos, nacionalistas y no, leal con las instituciones y que antepone la gestión eficaz y la solución de los problemas reales a las obsesiones y al sectarismo nacionalista.

Esta campaña en Euskadi ha tenido un protagonista democrático indiscutible y ese protagonista tiene un nombre: Partido Popular.

Carmelo Barrio es secretario general del PP del País Vasco.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios