Menú
Carmelo Jordá

Gaviota, que eres idiota

La gaviota es una especie (o mejor dicho un conjunto de especies) que si bien era propia de ambientes marinos o acuáticos se ha adaptado a la perfección a unos espacios mucho más modernos, sí, pero menos agradables y evocadores: los vertederos.

Carmelo Jordá
0

Hace muchos años los Morancos hacían una imitación bastante divertida del poeta comunista Rafael Alberti, ya en su más provecta vejez, en la que mezclaban algunos ripios lamentables con unas cuantas poses intensas. Uno de los momentos verdaderamente hilarantes era cuando el falso poeta iniciaba una de sus poesías sobre el mar (o la mar, o como lo llamase) y gritaba algo así como "¡gaviota... que eres idiota!".

Este lunes el PP ha tenido la primera reunión de su Comité de Dirección tras la salida de Cascos, y ha sido el barón canario del partido, José Manuel Soria, el que nos ha recordado a la gaviota.

Y es que el popular ha dado su opinión sobre lo ocurrido con el que fuera vicepresidente de Aznar con una "hermosa" metáfora de animales y fabulando cual Samaniego de tercera: "Nadie está por encima de la gaviota", han sido sus palabras.

Es la versión del reino animal del profundo pensamiento que cristalizó de forma menos poética la (in)flamante candidata en Asturias, Isabel Pérez Espenosa, perdón, Espinosa, con aquello de sin las siglas no eres naide.

Lo malo para el señor Soria es que las metáforas animales las carga el diablo, y ahora andamos los periodistas preguntándonos quién es la gaviota. Si atendemos a la jerarquía quizá se estuviese refiriendo a Mariano Rajoy, que otra cosa no pero alto es. Sin embargo, el líder del PP no parece un ejemplo de gracilidad y facilidad para el vuelo comparable al de estas hermosas aves.

Puede que el canario, que también es todo un pájaro, se refiriese a Cospedal, ciertamente algo más grácil que Rajoy, pero por mucho que la secretaria general del PP esté últimamente acaparando más y más poder en el partido no diríamos que es, al menos por ahora, lo más alto del universo popular.

Finalmente, descartando por supuesto a Arenas, a González Pons, a la cariacontecida Soraya o al venerable Fraga (que ya no está para esos vuelos), la posibilidad que cobra fuerza es que Soria se refiriese al propio partido, ese ente superior por encima de los humanos, del bien y del mal. Vamos, lo que los demás definiríamos como una secta.

Pero también esa metáfora está cargada de derivaciones peligrosas, no en vano la gaviota es una especie (o mejor dicho un conjunto de especies) que si bien era propia de ambientes marinos o acuáticos se ha adaptado a la perfección a unos espacios mucho más modernos, sí, pero menos agradables y evocadores: los vertederos.

Del mismo modo, Soria tampoco ha caído en la cuenta de que, cuando la gaviota vuela por encima de nosotros, de lo primero que hay que preocuparse es de no acabar "decorados" por sus excrementos: es lo único que estos simpáticos pajarillos dan a los que están por debajo suyo.

Carmelo Jordá es redactor jefe de Libertad Digital. Puede seguirlo en Twitter.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios