Menú
Carmelo Jordá

No tienes vergüenza, chiqui

Se ve que lo peligroso no es el separatismo que se apresta a romper España de la mano de tu jefe Sánchez, sino que la Junta demuestre que Andalucía no tiene por qué estar condenada.

Carmelo Jordá
0
Se ve que lo peligroso no es el separatismo que se apresta a romper España de la mano de tu jefe Sánchez, sino que la Junta demuestre que Andalucía no tiene por qué estar condenada.
María Jesús Montero, departiendo con Pedro Sánchez y Carmen Calvo en el Congreso | Europa Press

Aunque nuestra vida política está adornada por una variedad de actos desvergonzados, cuando no delictuosos, es probable que esta semana hayas batido el récord absoluto de cara dura, chiqui. Hablo, por supuesto, con María Jesús Montero, la salerosa ministra de Hacienda que ha intervenido las cuentas que ella misma preparó y gestionó en parte en Andalucía. Eso sí que es un caso de doble personalidad, chiqui, no sé si no deberías hacértelo mirar.

Porque o es un trastorno de identidad política disociativo o habría que tener nervios de acero y rostro de corindón, chiqui, para enviar desde el Ministerio de Hacienda un requerimiento por los incumplimientos de un presupuesto que tú elaboraste desde la consejería equivalente en la Junta; que se aplicó en su totalidad gobernando tu partido –Juanma Moreno no fue presidente de Andalucía hasta enero de 2019–; que no fuisteis capaces de cambiar para 2019 y que encima os dejasteis lleno de agujeros, facturas pendientes de pago y proveedores desesperados.

Sería necesaria una cara como el más duro pedernal, chiqui, para ir lanzando admoniciones sobre el déficit cuando tu mayor aportación a la ciencia presupuestaria han sido las gloriosas frases "pasarse del presupuesto es fácil, no tiene problema" y "Mil doscientos millones es poco, eso quitas o pones en una parte del presupuesto".

Tu faz tendría que salirse de la escala de Mohs, chiqui, para poner un pero a la Junta después de que la Administración andaluza haya sido la primera comunidad autónoma en aprobar un presupuesto, el de 2020, con déficit cero, que ni tan siquiera se pasan 1.200 millones, chiqui; para intervenir las cuentas de Andalucía cuando las de la Comunidad Valenciana de ese mismo año tenían bastante más déficit y las de Cataluña sólo unas centésimas menos y, encima, dedicaban –¡y dedican!– todo ese déficit y mucho más al golpismo separatista, las embajadas ilegales y los medios que fomentan el odio antiespañol.

Pero se ve que lo peligroso de verdad no es el separatismo que se apresta a romper España de la mano de tu jefe Sánchez, sino que la Junta plantee un presupuesto sin déficit y demuestre que esa región no tiene por qué estar condenada al paro, el atraso económico, las cajas de seguridad selladas y la corrupción que el PSOE y tú misma, chiqui, habéis representado durante cuarenta años.

Lo bueno de todo esto es comprobar lo fácil que se os ve el plumero, lo preocupante es constatar hasta qué punto no tienes vergüenza, chiqui.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios