Menú
Carmelo Jordá

¿Se equivocan las editoriales en los precios de los ebooks?

Casi antes de que empecemos a disfrutar de las ventajas de tener nuestras tiendas de libros electrónicos bien surtidas nos podemos encontrar con una situación un tanto surrealista: que los ebooks son tan caros o más que los libros en papel.

Carmelo Jordá
0

Casi antes de que empecemos a disfrutar de las ventajas de tener nuestras tiendas de libros electrónicos bien surtidas nos podemos encontrar con una situación un tanto surrealista: que los ebooks, archivos informáticos que no tienen costes de papel, impresión ni (casi) distribución, son tan caros o más que los libros en papel.

En España tenemos, por ahora, la excusa del IVA: la disparatada norma europea que sitúa el IVA de los libros electrónicos en el 18% en lugar de en el 4% de los de papel supone un sobrecoste innegable. Por otro lado, el mercado está naciendo y podemos esperar que los precios se ajusten todavía. Como en otras muchas cosas es cuestión de ir probando.

Pero las noticias que nos llegan de Estados Unidos no son tranquilizadoras: en un artículo aparecido en la edición en español de The Wall Street Journal se advierte de cómo la diferencia de precio habitual entre los libros electrónicos y las ediciones en papel se está reduciendo y, en algunos casos que sólo pueden ser considerados una locura, invirtiendo.

La cosa no es nueva e incluso este verano vimos como Apple y varias poderosas editoriales recibían una demanda por un pacto ilícito para fijar precios. En Estados Unidos eso de los cárteles se lo toman en serio.

Aquí tenemos tiempo de tomar un camino u otro, pero si en lugar de bajar más los precios y adaptarse razonablemente a la nueva estructura de coste que supone el libro electrónico las editoriales españolas siguen ese camino estarán cometiendo un grave error.

No hay más que echar un vistazo a la lista de los más vendidos de Amazon en este momento para comprobar cómo entre los veinte libros más vendidos en este momento sólo hay tres que superen los diez euros de precio. Además, hay otros cuatro en la banda entre cinco y diez euros.

Es decir, que trece de los libros más vendidos tienen precios por debajo de los cinco euros y la mitad de ellos (seis, para ser más exactos) incluso valen menos de un euro. Para rematar todas estas cifras el dato más interesante: desde hace cuatro semanas (es decir, desde el mismo día en el que se lanzó la tienda) el libro más vendido es el mismo: El Emblema del traidor, de Juan Gómez-Jurado, a 1,49.

Está claro: por el tipo de producto y la percepción que de él tienen el consumidor, por el proceso de compra que requiere y cómo se favorece la compra impulsiva, incluso la estructura de costes que tiene, en la que generar más unidades no significa tener más costes, el libro electrónico resulta idóneo para cambiar algunas cosas en el mercado y apostar por vender muchas más copias aunque sea con un menor margen.

Si, por el contrario, lo que se intenta es aprovechar el cambio tecnológico para sacarles una mayor tajada a los consumidores, se estará siguiendo un camino que sólo lleva a la proliferación de la piratería y el desastre.

Carmelo Jordá es redactor jefe de Libertad Digital. Puede seguirlo en Twitter.

En Tecnociencia

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios