Menú
Carmelo Jordá

Lorenzo Silva: razones frente a miedos

Lorenzo Silva da en plena diana de lo que desde aquí hemos defendido como un futuro razonable para el mercado del libro, un futuro en el que la mayor parte de los participantes podrán ganar: los lectores, los escritores y también las editoriales.

Carmelo Jordá
0

La entrevista con Lorenzo Silva que hemos publicado en Libertad Digital debería ser de lectura obligatoria en muchos despachos de grandes empresas editoriales, no porque diga esto o lo otro sino por cómo el conocido escritor se enfrenta al mayor cambio que el mundo de la cultura escrita ha tenido en cinco siglos: dejando a un lado los miedos irracionales y aplicando la lógica.

También deberían leerla muchos gurús que teorizan, con una ligereza más propia de otros asuntos, sobre un "todo gratis" que en el fondo no siempre es tan defendible como puede parecer, aunque sí pueda servir para darte una capa de "moderno" tan chic como superficial.

Y no diremos que los políticos (todos, sindes y lasallos) deban leerla porque de ellos nada bueno se puede esperar y poco se les puede pedir, pero en el muy hipotético caso de que lo hicieran seguro que alguna lección extraerían.

El motivo de la entrevista ha sido que Silva ha roto el hielo de los grandes escritores españoles frente al ebook, y lo ha hecho con una oferta que tiene todos los ingredientes para ser un éxito: obras atractivas (nada más y nada menos que 21 de sus libros), archivos sin la jugarreta del DRM, precios ajustados e incluso packs que realmente dan mucho por muy poco, como toda la serie de seis novelas de sus conocidos detectives Bevilacqua y Chamorro por 15 euros, lo que significa que cada novela y las muchas horas de lectura que nos depare nos costarán sólo dos euros y medio.

Con todo ello Silva da en plena diana de lo que desde aquí hemos defendido como un futuro razonable para el mercado del libro, un futuro en el que la mayor parte de los participantes podrán ganar: los lectores, los escritores y también las editoriales.

Sí, también las editoriales, que cuentan con activos muy valiosos como sus maravillosos catálogos y, sobre todo, sus fieles lectores. Quizá los márgenes serán otros, quizá el reparto sea diferente, pero desde luego que tienen su hueco.

Y no, no es que Silva sea un genio visionario o un gurú de la edición del siglo XXI, es tan sólo (o en estos tiempos que corren nada más y nada menos) un hombre inteligente que se ha aproximado a la cuestión analizando, pensando, sin prejuicios negativos y, sobre todo, sin el miedo irracional que parece haber paralizado a la mayor parte del sector.

Porque la llegada del ebook no debe ser vista como un tsunami que arrasará con todo; es un cambio importante, sí, incluso radical, pero no nos lleva al desierto sino a un escenario distinto en el que, como hasta ahora, los buenos escritores tendrán lectores (probablemente más) y las buenas editoriales ganarán dinero.

Carmelo Jordá es redactor jefe de Libertad Digital. Puede seguirlo en Twitter.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios