Menú
Carmelo Jordá

Ya es posible vender un millón de eBooks

Hasta el momento, el mercado americano de libros está quemando las distintas fases de crecimiento previsibles con total normalidad e incluso a un ritmo más rápido de lo que cabía esperar.

Carmelo Jordá
0

Leo, no sin cierta sorpresa, que ya ha habido dos escritores que han conseguido vender nada más y nada menos que un millón de copias digitales de sus novelas. Se trata, como no, del inevitable Larsson (el sueco ese de la novela negra más bien grisácea) y de un autor americano, James Patterson, que ha llegado a 1,14 millones de ejemplares con su obra Cross.

Sí, ya sé que probablemente no se trata de obras maravillosas que sus lectores vayan a recordar el resto de sus vidas, pero nadie prometió que los libros electrónicos iban a arreglar de habitualmente dudoso gusto de las masas. Al cabo, lo sustancial para nuestro análisis no es eso sino las cifras millonarias que la edición digital está alcanzando... en otros países, claro.

Tampoco la comparación lineal es lo más significativo: el tocho de Larsson ha vendido 30 millones de ejemplares en su edición de papel (reconozco que a veces no entiendo al mundo), pero lo sustancial, como digo, es que estamos ante los primeros grandes best sellers de la industria de la edición digital.

Una industria que, como cualquier otra relacionada con los contenidos en este mundo de redes, debe tener en cuenta la piratería, pero que tal y como se demuestra con estas cifras de ventas (o con los 300 millones de dólares de cifra de negocio del mercado americano en 2009, que podrían ser 800 en 2010) puede desarrollarse con un grado más que razonable de salud, si la dejan, claro.

Y es que, hasta el momento, el mercado americano de libros está quemando las distintas fases de crecimiento previsibles con total normalidad e incluso a un ritmo más rápido de lo que cabía esperar. En este sentido hemos visto cómo Amazon nos anunciaba hace unas pocas semanas que las ventas de libros electrónicos han superado ya a las de libros de tapa dura, un proceso que ha tomado menos de tres años después de que la famosa tienda en internet lleve ya quince vendiendo libros de papel.

Pero lo más sorprendente es que, según los datos ofrecidos por la propia librería de Bezzos y las cifras de la industria editorial americana, este año se están vendiendo cerca de un 20% más de libros de tapa dura. Y todo en el momento en el que la más fuerte competencia que se le ha presentado hasta ahora al dispositivo de lectura de Amazon, el famoso iPad, llegaba exitosamente al mercado.

¿Estamos hablando de mercados que no llegarán a superponerse nunca? No, lo previsible tal y como afirman algunos expertos es que en unos pocos años las ediciones de tapa dura supongan un 25% del mercado, algo que con dispositivos como la nueva versión de Kindle a un precio de poco más de 100 euros ocurrirá más pronto que tarde, al menos en EEUU.

¿Y en España? Pues aquí para entonces quizá tengamos una oferta legal razonablemente amplia y cómoda de libros electrónicos, en caso contrario no dejaremos de leer en nuestros readers (una vez acostumbrado a ellos cualquiera se lee un tocho tipo Larssen en su pesada edición de papel), pero sí habrá unas grandes empresas que dejarán de hacer negocio. Al menos ese negocio que será, sin duda, la parte mayoritaria del mercado.

En resumen: ¿para cuándo un eBook en castellano que venda, por ejemplo, 100.000 copias? Quizá, simple y llanamente, para cuando nos lo vendan.

Carmelo Jordá es redactor jefe de Libertad Digital. Puede seguirlo en Twitter.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios