Menú
César Velasco Arsuaga

No, no ha sido Bildu

Es posible que Patxi López no tenga mucho interés por los símbolos de España, al fin y al cabo mientras sus compañeros socialistas juraban o prometían acatar la Constitución en la toma de posesión de sus cargos, él se abstuvo voluntariamente de hacerlo.

César Velasco Arsuaga
0

Contra todo pronóstico no ha sido de Bildu el que ha retirado la bandera de España de un edificio oficial, la fechoría la ha cometido el actual Gobierno Vasco, socialista por más señas.

En el acceso principal del antiguo centro de formación que el INEM tenía en Vitoria existían unos espléndidos mástiles donde ondeaba la bandera nacional junto a la autonómica y la europea, hasta que dichas instalaciones se convirtieron en los servicios centrales del Servicio Vasco de Empleo-Lanbide, dependiente del Gobierno Vasco. En ese momento todo desapareció. Patxi López inauguró la nueva sede de Lanbide el pasado día 15 de septiembre, y ni a él, ni a sus asesores, ni a la corte que le reía las gracias, le debió importar que la bandera de España no ondease en su fachada, pues a día de hoy sigue sin hacerlo.

Es posible que Patxi López no tenga mucho interés por los símbolos de España, al fin y al cabo mientras sus compañeros socialistas juraban o prometían acatar la Constitución en la toma de posesión de sus cargos de concejales, él se abstuvo voluntariamente de prometer su acatamiento cuando tomó posesión del cargo de lehendakari. Parece que este hecho ya indicaba el camino que iba a tomar.

Tres meses después de su toma de posesión Patxi López fue noticia por poner la bandera de España en el palacio de Ajuria Enea. Impresionante. Todo un lehendakari necesitaba tres meses para hacer ondear la bandera de España –y por sentencia- en su residencia oficial, aunque lo más lamentable era ver donde la había colocado. La instaló en un ridículo mástil que rivaliza en altura con las plantas de los tiestos más cercanos, y lo mismo ha hecho en la Lehendakaritza. Los días en que hay que poner la bandera a media asta, está por los suelos.

Al actual Gobierno Vasco parece que no les sirve la Ley de banderas, ni la sentencia que establece que deben hacer ondear la bandera de España en la fachada de todos sus edificios oficiales -matizo lo de actual, ya que por sus hechos alguno puede pensar que todavía continúa el gobierno de Ibarretxe-.

El Gobierno Vasco sigue sin cumplir dicha sentencia, a pesar de que en mayo de 2009 se comprometieron públicamente a acatarla y anunciaron a bombo y platillo que la cumplirían. Mintieron descaradamente.

Son muy pocos los edificios oficiales del Gobierno Vasco en los que puede verse en su fachada la bandera nacional, y de las pocas que se ven, algunas lo hacen en mástiles portátiles, los de quita y pon, como si colocar la bandera de España fuese algo provisional.

Bildu se tuvo que reír lo suyo cuando el pasado 28 de junio el consejero de Interior del Gobierno Vasco, Rodolfo Ares, les citó para decirles que "en democracia deben cumplir las leyes". Hace falta tener cara. A él habría que recordarle ese mensaje todos los días, hasta que hiciese ondear la bandera de España en la fachada de las comisarías de la Ertzaintza.

Los mal llamados nacionalistas tienen que estar satisfechos con el comportamiento del nuevo lehendakari. Los que supongo que no lo estarán tanto serán las víctimas del terrorismo y muchos de los vascos que confiaron en él.

Alguien debería explicar a Patxi López y al resto de mandatarios socialistas vascos lo que representa la bandera de España, y hacerles ver que si hay algo que une a todas las víctimas del terrorismo etarra, al margen de su ideología política, de su profesión, o de su edad, es el respeto a esa bandera.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia