Menú
Cristina Losada

David contra Goliat

La suya es la lucha entre el David de un sector de la sociedad civil que no renuncia a defender su libertad y sólo cuenta con su propio esfuerzo, y el Goliat de un establishment político, cultural y académicoque dispone de todos los medios

Cristina Losada
0

En la Galicia de pacíficas gentes que cantan sus políticos, haciendo de malos poetas, se libra, no una guerra de lenguas, sino una batalla política desigual en la que muchos, con el beneplácito y los medios del poder, atacan a unos pocos. Entre los pocos se encuentra Galicia Bilingüe, una asociación que no debe de tener un año de vida, pero que ya cuenta con un nutrido frente de enemigos. Surgió, la asociación, del rechazo a un decreto de la Xunta para la enseñanza; mejor dicho, para lo único que le interesa de la enseñanza a la autoridad autonómica: el idioma en que se imparten las clases. Es un decreto que se presentó como un fifty-fifty entre las dos lenguas cooficiales, pero que cualquiera que lo consulte apreciará que no garantiza ni prevé tal equilibrio. Lo que hace es abrir la puerta a la expulsión del otro idioma de los gallegos, el español, de las aulas.

Por oponerse a esa y otras órdenes impositivas y excluyentes, la asociación recibe, día sí, día no, los ataques de la tropa nacionalista, que es un ejército organizado en cuya retaguardia forman los socialistas. En la calle, las huestes asilvestradas, aleccionadas en ocasiones por profesores "respetables" que viven del erario, intentan boicotear sus actos, los insultan y amenazan, sabotean el autobús con el que hacen campaña informativa y si no los agreden es porque la policía llega a tiempo. Se comportan, en fin, como corresponde a unas camisas pardas, aunque ahora llevan uniforme batasuno.

Desde las covachuelas subvencionadas no hay hora en que no se viertan infamias y denuestos contra Galicia Bilingüe, y tampoco en las páginas de los periódicos conoce la ofensiva tregua. Menudean, como si fueran de encargo, los artículos dedicado a atizarles, a tergiversar, a acusarles de ser correa de transmisión del PP. ¡Del PP!, que contribuyó a echar los cimientos de esta obra de ingeniería socialque es la "normalización lingüística". Escritores y columnistas rivalizan en la cacería del disidente, empuñando entre otras armas la lamentación victimista, la cual justifica el atropello de derechos humanos y constitucionales en nombre de los derechos de un idioma que se ha convertido en sus manos en mero instrumento. Lágrimas de cocodrilo para nublar de sentimentalismo las solas razones que aquí cuentan: el poder y el poder, nada más.

Todos esos cachimanes se abalanzan contra una asociación independiente, que no recibe ni una gota de dinero público y está formada por ciudadanos de a pie, porque ha cometido "el delito" de canalizar el descontento de la gente frente a la coacción lingüística. Ante tanto ataque, parece que Galicia Bilingüe no va a dar abasto, pero ya se puede hacer colección de sus réplicas y aquí está la última. La suya es la lucha entre el David de un sector de la sociedad civil que no renuncia a defender su libertad y sólo cuenta con su propio esfuerzo, y el Goliat de un establishment político, cultural y académico que dispone de todos los medios y cifra su supervivencia en el acatamiento absoluto de las barreras que erige y los dogmas y odios que difunde. Para esa casta, una pequeña asociación es hoy el peligroso enemigo a abatir. David le ha metido el miedo en el cuerpo a Goliat.

Tertuliana de Es la Noche de Dieter.

En España

    0
    comentarios

    Servicios