Menú

Garzón y el travestismo

Cristina Losada

La gran mascarada continúa. Quienes bajo Franco se cuidaban, medrosos, de infringir cualquier norma impuesta, aplauden hoy que un juez se pueda saltar la ley para simular que se hace justicia a algunas de las víctimas. (Volver)
inferno dijo el día 12 de Septiembre de 2009 a las 00:43:17:

Y mi contencioso-administrativo aún en salazón. ¿Cuánto más tendré que esperar para que se me haga justicia? Cuatro, cinco, seis, diez años... Así, tan saturaditos que están con estas mamarrachadas, no hacen nada, ya veo que palmaré antes de ver, no ya la sentencia, sino la incoación del expediente. ¡Que pago mis impuestos, señorías, y muchos! Arreglen primero el presente y después, por mí, como si investigan las andanzas de Almanzor! ¡Me cago en los muertos de todos estos mal nacidos de politicastros de tres al cuarto y de magistraditos mierdecillas cuyo ego no cabe en toda la cuenca mediterránea y que han llegado al puesto en que están a base de lamer culos!

Agal dijo el día 10 de Septiembre de 2009 a las 21:17:27:

Gracias Cristina, por todos tus artículos.
FERRUZ, yo también vivo en Barcelona y tengo 74 años. He vivido muchas cosas en y muchos puntos de España, donde he estado años, estudiado o trabajado. Mi memoria es personal, y en estos momentos no puedo por menos de acordarme los grandes recibimientos que en Barcelona (y en toda España) se hacía a Franco en sus visitas, con la Diagonal (Av. el Generalísimo) llena de gente así como la Gran Vía (de José Antonio) y las recepciones en palacio de Pedrables. La mayoría de la sociedad barcelonesa era franquista, y, hacia Cataluña, se volvian todas las políticas de aranceles proteccionistas y permisos de importación restringidos. Por lo tanto, gran parte de los estómagos agradecidos estaban aquí. No se de donde salen tantos izquierdistas o independentistas; si se, que la mentira se ha convertido en el deporte nacional por antonomasia...

FERRUZ dijo el día 10 de Septiembre de 2009 a las 10:00:32:

Cristina, como siempre, magnífico artículo. Vivo en Barcelona y te confirmo que estoy aburrido de escuchar a gente que vivió con ilusión mayo del 68 en directo (en París). Lo dicen con una emoción que resultaría convincente si no fuera porque te hablo de individuos de entre 50 y 55 años. Obviamente fueron también heróicos luchadores antifranquistas, solidarios obreristas (todos con títulos superiores pagados por sus papás) y así un largo etc. Todos estos son los izquierdistas pijoprogres que mantienen a este tripartito de asco que tanto daño están haciendo a Cataluña. Si los fantasmas-miserables-pobresdiablos-venidos a más volasen, en barcelona nos olvidaríamos de cómo es el sol, porque sería imposible verlo.

« 1 »