Menú

La involuntaria confesión de ZP

Cristina Losada

Que un licenciado en Derecho por la Universidad de León nos imparta que los miembros del alto tribunal no son unos pipiolos, mueve a la risa. Que lo profiera un presidente del Gobierno, en un contexto de presión al Constitucional, mueve a escándalo. (Volver)
RIPA dijo el día 1 de Diciembre de 2009 a las 01:26:58:


Si por fin hubiera sentencia y ésta respondiera a las expectativas de Zapatero, que sin duda estará maniobrando, presionando e incluso amenazando a los miembros del Tribunal para que así sea, ¿qué pasaría? ¿Se habría resuelto el "problema" catalán con el reconocimiento de Cataluña como "nación"? ¿O más bien tal reconocimiento sería un corolario del que los nacionalistas se encargarían de extraer todas sus consecuencias, para exigir de inmediato los atributos propios de una nación? ¿Cuáles son esos atributos? Maragall ya lo dijo claramente cuando afirmó que la presencia del Estado en Cataluña sería residual. ¿Qué puede suplir la ausencia de un estado, sino la realidad de otro estado que lo ha reemplazado? Cataluña se encontraría como nación y como estado, frente a otro estado, vencido y desplazado por ella, que se convertiría -ya lo es- en una colonia del nuevo estado emergente. Así de claro.
Es probable que a la burguesía catalana no le convenga que esta realidad se presente de forma tan descarnada, al menos de momento, y que fomente una especie de "iberismo" del tipo de Prat de la Riba, con la fórmula de una Cataluña grande en una España grande, una entelequia a la que se acomodaría con gusto el Borbón con tal de no perder los privilegios de los que ahora goza.
Con ello, este régimen alcanzaría el culmen de su vileza. Y todo por un insensato.
¿Por qué no examina nuestra brillante articulista las posibles consecuencias de esta nueva realidad? No sólo lo que sucede, sino también lo que puede suceder debe atraer la atención del analista. Lo más terrible -como me temo- es que el aborregado pueblo español ni siquiera alcance a comprender que está condenado al basurero de la historia.

« 1 »