Menú
Cristina Losada

Un católico acoso

Hay curas nacionalistas como hubo antaño curas trabucaires. Y hay profesores fanáticos. Pero, ¿hay una autoridad educativa que impida el adoctrinamiento y los abusos?

Cristina Losada
0

Al final, tendrá que irse. Su profesora le señalaba la puerta desde el principio. "Con los cursos que te quedan por hacer, mejor que te vayas de Galicia". Así de acogedora se mostraba la maestra. El delito que cometía su alumna no era para menos. Se empeñaba en contaminar las aulas del colegio Divina Pastora de Lugo con el sonido del español. Aceptaba de buena gana recibir clases en gallego, pero insistía en expresarse en la odiosa lengua de Cervantes y hasta escribía en ella sus exámenes. La delincuente tiene diez años de edad, pero cuánto más pequeños empiezan, más se tuercen luego. De ahí que el católico centro de los padres Salesianos decidiera aplicar mano dura.

La profesora Meilán intentó llevar a la alumna por el buen camino. Le hacía ver cuán ridícula era por hablar en español y leía cuentos que describían la lengua común de los españoles como un monstruo. Pero la escolar creía tener derechos. ¿A quién se le puede ocurrir tal cosa? También la madre creía tener derechos y acudió a la inspección. Desde allí trataron de mediar. Inútilmente. Peor aún. La profesora encontró otra manera de humillar a la alumna, el sindicato del BNG difundió una versión falaz, la madre replicó y el colegio, con caridad cristiana, ha invitado a la díscola niña a marcharse en cuanto acabe el curso.

Todo ello sucedía en un centro de las Escolas Católicas de Galicia, sucursal de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza. La misma que corrió a apoyar un decreto de socialistas y nacionalistas que erradicaba, de facto, el español de la escuela. Se pudo pensar que temían por la subvención, pero no. Su secretario, el irmán de La Salle, Francisco Martínez Reboiras, lamenta, sinceramente, que el PP vaya a permitir de nuevo la presencia del castellano invasor. Hay curas nacionalistas como hubo antaño curas trabucaires. Y hay profesores fanáticos. Pero, ¿hay una autoridad educativa que impida el adoctrinamiento y los abusos? La del PP asiste al desenlace de este atropello cruzada de brazos. Y no porque tenga las manos atadas por el decreto que sigue vigente. Sí, aquel que Feijóo iba a derogar en sus cien primeros días de Gobierno.

Tertuliana de Es la Noche de Dieter.

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 10 comentarios guardados

    Servicios