Menú
Cristina Losada

Un subsidio para el confort moral

La confusión generada en torno a esos 420 euros parte de un equívoco. Y es tomar por una medida de asistencia a los parados lo que constituye una contribución al confort moral del electorado gubernamental.

Cristina Losada
0

Un Gobierno interrumpe sus vacaciones y celebra un Consejo de Ministros extraordinario para presentar con gran fanfarria una medida cuya modificación anuncia a las pocas horas. De tan clamorosa falta de seriedad nadie responde. Ocurre que sale de su retiro el presidente en el papel del hombre capaz de rectificar. Está dispuesto a cambiar los requisitos que había aprobado un telediario antes para que los parados perciban 420 euros. Razones hay. Entre un informativo y otro, se ha sabido que más de un millón de desempleados se quedaban sin probar la generosidad gubernamental. Un dato que no podía desconocer el Ejecutivo.

Zapatero ha justificado la arbitrariedad por él mismo perpetrada alegando que es difícil señalar una fecha retroactiva. Y tanto. Para un Gobierno progresista hay procesos de intransitable complejidad. Como estudiar. Estudiar qué parados tienen más necesidad de ayuda. O entender que los que llevan más tiempo sin trabajo precisan de ella con mayor urgencia que quienes acaban de quedarse sin prestación. Ante tales desafíos intelectuales, el Gobierno, como es natural, se arruga y va por lo fácil, que consiste en anunciar como subsidio universal algo que ni lo es ni se parece. Y ahora que le quiten lo bailao.

La confusión generada en torno a esos 420 euros parte de un equívoco. Y es tomar por una medida de asistencia a los parados lo que constituye una contribución al confort moral del electorado gubernamental. A esos corazoncitos solidarios hay que asegurarles cada tanto que los suyos tienen sensibilidad social y velan por los desfavorecidos. Poco importa la letra pequeña del asunto. La intención es lo que cuenta, no los resultados. Sólo así es posible que el mismo Gobierno que presume del gran esfuerzo económico que supone este subsidio (642 millones de euros), dedique miles de millones a auxiliar a los bancos sin que sus votantes lo manden al cuerno.

Tertuliana de Es la Noche de Dieter.

En Libre Mercado

    Servicios