Menú

Adobe abraza el cambio

Adobe ha mostrado cómo debe comportarse una empresa ante este escenario. La vía no es intentar que jueces o legisladores en Washington impongan que el reloj se pare y les permita vivir tan bien como hasta ahora.

0

Hará algo más de un año les comenté a ustedes que el omnipresente Flash era una tecnología que estaba de capa caída. Pero algo tan omnipresente entra en decadencia a su manera. Todos seguimos con él instalado y actualizado, excepto los que usan móviles o la tableta de Apple. Los anuncios que pagan las nóminas de mi profesión siguen siendo animados y siguen estando hechos en Flash. Pero cuando salió el Ipad se lo criticó por no emplear Flash. Ahora se critica a los sitios web que no se ven en el Ipad por usar Flash. Es un cambio de mentalidad, y ya ha tenido lugar. Lo demás es tiempo.

Cabía esperar que Adobe se resistiera como gato panza arriba para evitar que su Flash pasara a convertirse en algo del pasado. Al fin y al cabo, de las discográficas a las editoriales, numerosas empresas y sectores completos nos han malacostumbrado a que la reacción habitual sea negarse a aceptar que el escenario ya no es el mismo en el que prosperaron. No volverán aquellos años 80 en que se gastaban millones de dólares en grabar un disco con la certeza de que los recuperarían. Tampoco lo hará Flash, al menos como tecnología imprescindible para la web.

Adobe ha mostrado cómo debe comportarse una empresa ante este escenario. La vía no es intentar que jueces o legisladores en Washington impongan que el reloj se pare y les permita vivir tan bien como hasta ahora haciendo exactamente lo mismo que hasta ahora. Así que se han puesto a trabajar. Primero sacaron Wallaby, que traducía del formato Flash al HTML5 en que se harán las cosas en el futuro. Y ahora acaban de lanzar una versión preliminar de Edge, que es una herramienta de diseño de animaciones como pueda ser el propio Flash pero que genera el resultado directamente en HTML5.

La empresa californiana podría haberse enrocado, pensando que su fuerza residía en su control sobre el formato Flash y que debía permanecer atado a él fuera como fuese. Pero no, ha preferido asumir que la web va a cambiar y que debe aprovecharse de su capacidad para crear buenas herramientas para los diseñadores. Al fin y al cabo, en su día Flash no era la única posibilidad para crear aplicaciones y animaciones en la web. También estaba Java. Pero fueron las herramientas de la entonces Macromedia las que llevaron el formato Flash a la omnipresencia que disfruta hoy día, y no sería de extrañar que dentro de unos años se emplee Edge como ahora se usa Flash CS5.

Qué quieren que les diga. Sabiendo cuál es la costumbre, me parece admirable.

Daniel Rodríguez Herrera es subdirector de Libertad Digital, editor de Liberalismo.org y Red Liberal y vocal del Instituto Juan de Mariana.

Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios