Menú
Daniel Rodríguez Herrera

Contra los periódicos tradicionales

pese al apagón informativo ­–cercano, aunque aún no comparable, al invierno mediático que padece el PP– la historia ha logrado llegar a los ciudadanos estadounidenses. Y lo ha hecho, principalmente, gracias a Internet y el boca a boca.

Daniel Rodríguez Herrera
0
La reciente polémica sobre las mentiras que Kerry lleva contando 30 años sobre la Guerra del Vietnam ha vuelto a hacer saltar la polémica sobre el papel de los medios tradicionales y el de Internet. Las acusaciones que el grupo "Swift Veterans for Truth" ha realizado son difíciles de verificar si exceptuamos dos. La herida que procuró a Kerry su primera medalla resulta que se la hizo él mismo y su aseveración, realizada incluso en el Congreso, de que estuvo en Camboya en las navidades del 68 mientras Nixon aseguraba que ningún americano estaba allí ha resultado ser falsa. Kerry se ha visto obligado a recular, a decir que en realidad estaba "cerca" pero lo cierto es que ni Nixon era presidente aún ni estuvo a menos de 50 millas de la frontera, a pesar de haber dicho en anteriores ocasiones que ese hecho había marcado profundamente su visión del mundo y la política.
 
Estos hechos serían parte del pasado si el candidato demócrata no hubiera construido su credibilidad como líder en guerra en su pasado militar. Pero lo cierto es que, más importante aún que sus mentiras ha sido la reacción de los grandes medios de comunicación sobre este tema. Excepto FoxNews, han decidido ignorar por completo la historia, exceptuando todo aquello que han podido encontrar que pueda relacionar al grupo con los republicanos. Se podría lanzar un hipotético "¿qué hubiera pasado si Bush, que no ha utilizado nunca su pasado militar en campaña, hubiese mentido sobre el mismo?". Se podría lanzar, si no fuera porque ya se hizo esa pregunta y la campaña sobre el historial del actual mandatario americano estuvo en las primeras planas de todos los periódicos y en los noticias de todas las cadenas de televisión que ahora se niegan a mencionar ésta. Se le acusó de desertar en todos ellos, aunque luego se demostró que era falso.
 
Sin embargo, pese al apagón informativo ­–cercano, aunque aún no comparable, al invierno mediático que padece el PP– la historia ha logrado llegar a los ciudadanos estadounidenses. Y lo ha hecho, principalmente, gracias a Internet y el boca a boca. Los medios han sido hasta ahora quienes decidían las noticias que se daban, la importancia que debían tener y cuanto tiempo permanecían en el "candelabro". En Estados Unidos empiezan a perderlo. Y se defienden de diversas maneras, como asegurándose de que el COI prohíba a atletas, entrenadores, masajistas y todo el personal relacionado que tengan bitácoras propias sobre los juegos. Pero lo que no han podido evitar es que los bloggers hayan sido invitados a las convenciones demócrata y republicana.
 
Daniel Rodríguez Herrera es editor de Programación en castellano.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios