Menú
Daniel Rodríguez Herrera

El principio del fin del canon

El canon se notará sobre todo en los discos duros externos. Si es usted mínimamente manitas, le recomiendo comprar la carcasa por un lado y el disco duro por otro, y así se ahorrará tener que pagar el diezmo.

Daniel Rodríguez Herrera
0

Escribió Carlos Rodríguez Braun en su Estado contra mercado que, al contrario de lo que nos quieren hacer creer, no sea que nos hagamos liberales, en el Estado providencia la redistribución no se hace de ricos a pobres, sino de grupos desorganizados –usted y yo, ciudadanos normales– a grupos organizados. Sólo analizando desde esta perspectiva lo que sucedió la semana pasada se entiende que Víctor Domingo, presidente de mi asociación, la de Internautas, haya concluido que la derrota de la enmienda anti-canon en el Congreso ha supuesto el "comienzo del fin" del mismo. Y es que el apoyo del principal grupo de la oposición ha supuesto la confirmación de que los ciudadanos desorganizados han encontrado en la plataforma Todos contra el Canon una forma de enfrentarse de tú a tú con los organizadísimos lobbies de los artistas, empezando por la ZGAE.

Durante años, diversas organizaciones han exigido el fin del canon y han logrado la aprobación completa de la sociedad española a sus posturas. Pero hasta ahora no habían conseguido escalar ese imprescindible Everest que es convencer a uno de los grandes partidos. La postura del PP era la de su portavoz de Cultura en el Congreso, Beatriz Rodríguez Salmones, y pocos lobbies pueden presumir de tener un aliado tan fiel entre los políticos de ambos partidos. Sin embargo, la coherencia de los senadores populares y la metedura de pata de la diputada acusándolos de equivocarse obligaron al PP a tomar una postura definitiva, que la presión de la plataforma y de parte de la prensa ha decantado al lado adecuado. La postura decidida del PP en contra del canon es, por tanto, un éxito de la sociedad civil, y como tal ha de ser celebrado.

Pero mientras tanto tendremos que apoquinar. La decisión que los ministerios de Industria y Cultura llevan posponiendo desde marzo ya está aquí, forzada por la presión contra el canon; tenemos cifras. Incluyen una leve rebaja en los productos que ya pagaban, como los CD y DVD, acompañada de un nuevo rango de productos que antes se libraban y ya no. Las memorias USB pagarán 30 céntimos, los discos duros externos 12 euros, los reproductores portátiles 3,15 y los móviles con capacidad de reproducir música 1,5. Eso sí, será después de las navidades, que sólo quieren perder los votos imprescindibles.

Como ya sucediera con los CDs y DVDs, la imposición del canon supondrá un auge del mercado negro. Habrá tiendas más bien cutres y que jamás se anuncian en prensa que ofrecerán productos sin canon; algunos harán lo propio extendiendo una manta sobre la acera. Habrá consumidores que compren fuera de España para ahorrárselo. No creo que suceda con todos los productos; sólo con aquellos que más merecen la pena. Por las cuantías, el efecto se notará sobre todo en los discos duros externos. Si es usted mínimamente manitas, le recomiendo comprar la carcasa por un lado y el disco duro por otro, y así se ahorrará tener que pagar el diezmo.

En este año electoral, evitar pagar el canon, firmar en la iniciativa si no lo ha hecho ya y alejar su voto de los partidos favorables al mismo es lo mínimo que puede hacer si realmente le importa su existencia.

Daniel Rodríguez Herrera es subdirector de Libertad Digital, editor de Liberalismo.org y Red Liberal y vocal del Instituto Juan de Mariana.

Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation