Menú
Daniel Rodríguez Herrera

El supercorreo de Facebook

Este lunes 15 de noviembre habrá que recordarlo como el día en que comenzaron a cambiar las tornas, el día en que Facebook comenzó a hacer irrelevante a Google como Brin y Page hicieron con Gates. Me encanta el capitalismo.

Daniel Rodríguez Herrera
0

Había rumores antes de que Mark Zuckerberg anunciara el cambio. Y aunque aún no genere el nivel de atención que genera Apple, lo cierto es que los cambios en Facebook posiblemente hayan alcanzado el interés que generan los de Google. No es de extrañar, teniendo más 500 millones de usuarios.

La idea era que sería un "Gmail killer", es decir, una aplicación de mensajería que provocaría que todos nos lanzáramos en masa a emplearlo en lugar de nuestro correo electrónico de toda la vida, sea Gmail o sea cualquier otro. Y la verdad es que, aunque Zuckerberg se ha esforzado en dejar claro que no será así, parece que justamente ese es el objetivo del proyecto que llamaron Titan, del que se puede pedir una invitación.

El sistema combina en una sola aplicación los mensajes propios de Facebook, el correo electrónico, los chats y los SMS. La idea es que el propio sistema averigüe cuál es la mejor vía de conseguir que un amigo te haga caso y la utilice de forma preferente. Y que agrupe todos los mensajes en una única conversación. Aprovechándose de esa información única que tiene y que son los nombres de nuestros amigos, diferenciará los mensajes intercambiados con éstos con el resto, la "basura", que pondrá en una carpeta aparte que, previsiblemente, no será excesivamente consultada.

El éxito del invento dependerá en buena medida de lo bien hecho que esté, pero parece claro que sus primeros usuarios serán los más jóvenes, más proclives al chat y los mensajes de Facebook, que son mucho más informales. ¿Pero elimina esto el correo electrónico? No. En eso no miente Zuckerberg. Pero la intención es hacerlo progresivamente más irrelevante. Si centralizamos en Facebook todos los mensajes más importantes para nosotros, seguiremos consultando el correo, de acuerdo, pero quizá, en lugar de entrar varias veces al día, lo haremos una, o incluso una cada dos o tres días. La apuesta es importante.

Este anuncio confirma los peores temores de Google respecto al gigante que ha montado Zuckerberg en seis años. Microsoft no ha desaparecido y sigue tan presente como siempre en los mercados donde ha sido dominante, pero sus intentos de innovar y hacerse un hueco en internet y los móviles han fracasado hasta ahora. Es cada vez más irrelevante, confinado a negocios cómodos, estables y lucrativos, pero incapaz de jugar un papel importante en el futuro de la tecnología. A Google le ha pasado lo mismo con las redes sociales, y ahora ve cómo Facebook empieza a meter la nariz en lugares que le eran propios.

Posiblemente el supercorreoquetecagas de Facebook termine convertido en una mejora del sistema actual que no cambie demasiado nuestro modo de emplear la red social; que no sea, como dirían los consultores, disruptivo. Pero puede que no, y consiga redefinir el correo electrónico como intentó hacer Google Wave, y fracasó. En tal caso, este lunes 15 de noviembre habrá que recordarlo como el día en que comenzaron a cambiar las tornas, el día en que Facebook comenzó a hacer irrelevante a Google como Brin y Page hicieron con Gates.

Me encanta el capitalismo.

Daniel Rodríguez Herrera es subdirector de Libertad Digital, editor de Liberalismo.org y Red Liberal y vocal del Instituto Juan de Mariana.

Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios