Menú
Daniel Rodríguez Herrera

Las bitácoras de Google

0
Los blogs o bitácoras son un nuevo tipo de publicación de creciente popularidad en Internet: consisten en una suerte de diario personal. En él se realizan anotaciones que se almacenan con su fecha de publicación; sirven tanto para establecer tus ideas políticas sobre todo lo que sucede en el mundo como para proclamar tus intimidades a los cuatro vientos. Existen también versiones extensas llamadas weblogs, cuya diferencia básica con las primeras es su carácter comunitario; cada anotación o noticia pertenece a un interés común a la comunidad, siendo varios los posibles editores de la misma. Ejemplos de este tipo de sitios web los podemos encontrar en Slashdot, Barrapunto o el recién nacido InternetOpina.

Recientemente han aparecido varias noticias indicando la nueva adquisición de Google: la compañía Pyra Labs, responsable del software Blogger y el alojamiento de blogs Blogspot. Su software ha abierto el camino a la estandarización, proponiendo un protocolo que permite escribir las anotaciones en el propio ordenador, con programas específicos para ello, y enviarlas a tu proveedor de blogs, que es quien se encarga de actualizar tu bitácora con el envío. Su alojamiento es el mayor del mundo; alberga más de un millón de blogs, de los cuales unos 200.000 activos. Es el líder en un sector muy popular pero poco lucrativo; es una empresa en la que trabaja el jefe y cinco empleados.

Lo que se me escapan son las razones de la adquisición. Se ha sugerido que con ella se pretende mejorar su servicio de noticias, algo lento al dar las noticias de última hora, y que podría mejorar si se tiene acceso directo a las bases de datos donde se alojan tantas anotaciones de actualidad. Otro consistiría en la creación de una suerte de “bloogle”, es decir, un servicio similar al de las noticias pero con bitácoras. También podría ser una manera de reducir el impacto que dichas páginas tienen en el resultado de sus búsquedas, que se ha convertido en uno de los principales problemas de su motor, y el que puede darle más dolores de cabeza en el futuro.

O puede que tenga algún plan secreto para obtener fastuosos beneficios de una forma sorpresiva e impredecible. Lo que sí sé es lo que estaría comentado el mundillo internauta si la compra la hubiera realizado Microsoft y no Google: ¡abajo el monopolio!

Daniel Rodríguez Herrera es editor de Programación en castellano.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation