Menú
Daniel Rodríguez Herrera

Los burócratas ansían Internet

Han elegido para pedir a Estados Unidos el control de Internet un país que encierra a la gente por criticar al gobierno en la red. Muy propio de la ONU, sin duda

Daniel Rodríguez Herrera
0
Pocas cosas me gustan más y forman una parte tan importante de mi vida como Internet. No sólo es mi trabajo, sino también buena parte de mi ocio. De ahí que las ansias de la ONU por tomar el control me produzcan erisipela. El mes que viene tendrá lugar en Túnez una cumbre mundial sobre la sociedad de la información organizada por la UIT, el organismo de telecomunicaciones de la ONU, cuya principal función será hacer de plataforma propagandística antinorteamericana por negarse a ceder a las benditas manos de los burócratas internacionales el control sobre Internet. Y eso, en el mejor de los casos; es decir, en el caso de que los useños no cedan.
 
Ya resulta significativo que sea en Túnez donde se celebre esta reunión repleta de burócratas inútiles de varios países, que deciden como entrometerse en nuestras vidas empleando para ello los hoteles y restaurantes más lujosos y pagando con nuestro dinero; es decir, esta cumbre mundial. Han elegido para pedir a Estados Unidos el control de Internet un país que encierra a la gente por criticar al gobierno en la red. Muy propio de la ONU, sin duda. Tampoco cabe duda que ese pequeño detalle será ocultado por la mayor parte de los medios, que consideran que toda lo que sale de dicho organismo está bendecido y, si está corrupto, es corrupción santa y justa; si produce resoluciones liberticidas es porque hay demasiada libertad; y si produce falsos consensos científicos es porque la realidad es errónea.
 
El gobierno de Internet, que es un organismo privado llamado ICANN situado en Estados Unidos, es un gobierno bien reducido. Se limita a decidir el reparto de números IP entre naciones (algo así como si repartiera los prefijos telefónicos) y la decisión de quien se encarga de gestionar los nombres de dominio genéricos como el .com, pues los de cada país lo decide el gobierno del mismo (por eso los dominios de Somalia carecen de dueño). Entre las quejas en su contra, la más repetida es el temor de los gobiernos de países enemigos a Estados Unidos a que éste les “desenchufe” de Internet, una protesta ridícula que ha sido formulada recientemente por Irán. Desenchufar de Internet a Irán significaría cortar la influencia occidental sobre ese país y facilitar un mayor control total sobre la información por parte del régimen. ¿Qué beneficio traería a la población y a la política exterior useña? Ninguno, y por eso no ha estado nunca sobre la mesa de ICANN tomar una acción semejante contra ningún país. Ese supuesto temor se emplea como excusa para aprovecharse del antiamericanismo ambiente como palanca en la que impulsar la propuesta de ceder a la ONU el control de Internet.
 
Ya hay ley en Internet sin necesidad de la ONU. Si usted vive en España comete en Internet un delito según nuestras leyes será detenido del mismo modo que lo sería si lo comete fuera de la red. Lo que pretende esta cumbre es que Robert Mugabe pueda participar en la decisión de si está usted cometiendo o no un delito. Pretende que Irán pueda tener más control para machacar a los opositores a los ayatolás. Pretende que la colaboración con el régimen chino deje de ser una obligación legal para las empresas situadas allí para serlo de todas.
 
Internet ha conseguido que incluso en los regímenes más opresivos, con la excepción de Corea del Norte, haya entrado un soplo de libertad. Meter a los gobiernos por la puerta de atrás en el control de la red sería un suicidio para Internet.

Daniel Rodríguez Herrera es subdirector de Libertad Digital, editor de Liberalismo.org y Red Liberal y vocal del Instituto Juan de Mariana.

Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation