Menú
Daniel Rodríguez Herrera

Microsoft vence y se relaja

0
Hace pocos años, dentro de las nuevas tecnologías, no se hablaba de otra lucha que no fuera la "guerra de los navegadores". Netscape y Microsoft procuraban hacerse con un mercado en el que nadie pagaba. Posiblemente esa fuera la razón de que la compañía de Redmond, con muchos más recursos para aguantar este tipo de lucha, ganara a una novata sin demasiados productos que pudieran ofrecer beneficios. Consciente de ello, Netscape se apoyó en el software libre como última salida. Pero esta comunidad tiene reglas y ritmos propios, y aunque haya producido un navegador excelente, no lo ha hecho a la velocidad que se necesitaba para vencer. Actualmente, los de Bill Gates tienen un 90% del mercado entre las diversas versiones para PC y Mac de su Internet Explorer.

No es que no tenga competidores. Desde el campo del software libre tiene dos: Mozilla y sus clones, entre los que está Netscape, y Konqueror y sus derivados, en lo que podemos encontrar Safari. En el campo comercial, su competidor es Opera. Son todos ellos excelentes navegadores, que superan para muchos, entre los que me encuentro, al producto de Microsoft. Pero no ofrecen tampoco nada tan nuevo y sumamente espectacular como para justificar el cambio para la mayoría de los usuarios. De modo que La Compañía ha decidido no sacar más versiones para Mac ni para versiones antiguas de Windows. El próximo Explorer aparecerá con Longhorn, el próximo Windows, prometido para 2005, y sólo funcionará con él.

Posiblemente, esta estrategia sea algo de lo que debemos esperar más ejemplos en el futuro. Si logra obtener un porcentaje tranquilizador del mercado de la mensajería instantánea, y tanto AOL como Yahoo! no logran ofrecer productos tan atractivos, ya no veremos más versiones de MSN Messenger disponibles para bajarse gratuitamente en la página de Microsoft. Si logra sacar del mercado a Winamp y Real Audio, probablemente no habrá más versiones nuevas del Windows Media Player que las que aparezcan, cada vez más integradas, en las futuras ediciones de su sistema operativo. Y es que no hay que olvidar que, como toda empresa, Microsoft está para ganar dinero y obtener beneficios, y sólo dos productos logran ese objetivo: Windows y Office.

Daniel Rodríguez Herrera es editor de Programación en castellano.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation