Menú
Daniel Rodríguez Herrera

¡Qué no son blogs!

En realidad, lo que han hecho es una alternativa que suena moderna para rellenar la sección de cartas al director de toda la vida

Daniel Rodríguez Herrera
0
El lanzamiento del nuevo diario gratuito Qué! no ha dejado indiferente a nadie que use el transporte público. Al margen de que siempre sea bienvenida una nueva voz, y que el tono amarillo fosforito del nuevo periódico de Recoletos me repele, la novedad más digna de comentar que trae consigo es el uso de Internet y los blogs para confeccionar sus páginas. Qué! ha decidido dedicar una página en cada uno de sus diarios a publicar lo que opinen sus lectores a través de su propio servicio gratuito de alojamiento de bitácoras.
 
El problema de su propuesta es sencillo: es muy difícil considerar blogs a esas páginas que cede el diario a sus lectores. Las razones son varias aunque se resumen sobre todo en una: el autor de un blog debe percibir que su bitácora es suya y no de quienes le ceden gratuitamente el espacio y las herramientas para su publicación, aún cuando en buena lógica la propiedad sea de éstos últimos. En el caso de Qué! tenemos un montón de signos que dificultan que se tenga esa percepción: el diseño es imposible de personalizar, no se permite siquiera escribir en cursivas o enlazar, no hay posibilidad de sindicación y se ha llegado el caso de eliminación de anotaciones por el mero hecho de criticar las noticias y la línea editorial del periódico.
 
En realidad, lo que han hecho es una alternativa que suena moderna para rellenar la sección de cartas al director de toda la vida. Es un buen truco de marketing pero, pese a que pueda haber ejemplos aprovechables, lo cierto es que las nuevas bitácoras no parece que vayan a representar, por las carencias que he mencionado, una parte importante de la blogosfera. Sin embargo, sí representan una oportunidad, la de dar a conocer el mundo de las bitácoras a un público más amplio, aún a riesgo de confundir a quienes se acerquen a la blogosfera haciéndoles creer que eso es todo. Eso es lo que ha llevado a algunos a crear réplicas de sus blogs para ganar audiencia y mover a los lectores de Qué! a otros pastos más fértiles. Es de desear que tengan éxito en este último objetivo.
 
Daniel Rodríguez Herrera es editor de Programación en castellano.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios