Menú

Triunfo, por ahora

Los Lassalle cedieron a los intereses del lobby cultureta a cambio de una nueva cesión al lobby cultureta. Unos linces, estos del PP. La de votos que les hace ganar el liberal simpático.

0

Naturalmente, las SGAE han querido venderlo como una victoria propia, pero es difícil vender una mercancía tan sumamente podrida. El canon es legal, sí, pero no de forma universal: ni empresas ni profesionales ni administraciones públicas deben pagarlo. La Audiencia de Barcelona entiende que eso significa que no se puede exigir el pago del canon a ninguna tienda de informática sólo en base a sus ventas: hay que saber qué soportes se han vendido a los pobres particulares a los que se les presupone la culpabilidad y qué soportes se han vendido a quienes aún conservan, suertudos ellos, la presunción de inocencia.

Cabe esperar que tras el triunfo de Ana María sobre la todopoderosa organización de Teddy Bautista se presenten demandas contra las SGAE por cobrar indebidamente el canon, al igual que algunas administraciones han decidido reclamar en los tribunales la devolución del dinero que se les ha pagado estos años. Pero la mayor amenaza que tiene ante sí la organización es que deje de ingresarlo al alegar las tiendas que no pueden diferenciar entre clientes ni saber si merecen conservar su presunción de inocencia o no.

De modo que lo que necesitan ahora mismo es una nueva regulación del canon, que obligue a las tiendas a diferenciar a quien venden los soportes sospechosos. ¿Recuerdan las 30 monedas de plata por las que Lassalle sacrificó a los internautas en el altar de Sinde? Que sí, que nos vendieron que a cambio de aprobarla, el canon tendría una nueva regulación en tres meses. Es decir, que cedieron a los intereses del lobby cultureta a cambio de una nueva cesión al lobby cultureta. Unos linces, estos del PP. La de votos que les hace ganar el liberal simpático.

Las SGAE han atacado a las asociaciones de internautas, acusándolas de defender a las empresas –ya se sabe, eso es muy malo– y desproteger a los ciudadanos particulares que ahora, según los teddys, tendrán que pagar más. De verdad, no sé quién les hace la comunicación. Con estas declaraciones han dejado claro dos cosas: que piensan exigir que se suba el canon y que piensan argumentar que la culpa es de quienes nos hemos defendido del atraco. Su problema es que toda España tiene claro que el canon es eso, un atraco. Y la actitud de perdonavidas, de "esto es lo que hay y cualquier cambio será peor" no hace sino empeorar su imagen.

Claro que les da lo mismo. Ni el PP ni, por supuesto, el PSOE les va a bajar los humos.

Daniel Rodríguez Herrera es subdirector de Libertad Digital, editor de Liberalismo.org y Red Liberal y vocal del Instituto Juan de Mariana.

Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios