Menú

Los otros

Ellos lo gobiernan todo, nunca nadie ha tenido nunca tanta concentración de poder en Cataluña como ellos, pero siempre que algo se rompe la culpa es de los otros. Llevan años gobernando y nos quieren hacer creer que acaban de llegar.

0

Los socialistas son maestros de la sonrisa y la promesa fácil. Lo reconozco. Son maestros en hacer sonar una especie de música celestial para enamorar el oído de los votantes. Pero su debilidad está en su tendencia congénita a romper y estropear todo lo que tocan. No sólo porque suelen ser malos gestores, que también, sino sobre todo porque tienden a creerse su propia realidad virtual. Y la realidad, más pronto que tarde, suele pasar factura.

Ellos lo gobiernan todo, nunca nadie ha tenido nunca tanta concentración de poder en Cataluña como ellos, pero siempre que algo se rompe la culpa es de los otros. Llevan años gobernando y nos quieren hacer creer que acaban de llegar. Y además confían en exceso en la frágil  memoria de los ciudadanos. No diré que bajo anteriores gobiernos del PP no hubiese problemas, pero jamás alcanzaron las dimensiones que se están viviendo con Zapatero y el tripartito. Nunca al PP se le derrumbó el Carmelo. Nunca se produjeron colapsos tan continuados y graves de la red de cercanías. Nunca se produjo un fallo tan grave y largo del suministro eléctrico en Barcelona y su área metropolitana. Nunca se produjo una situación de caos como la que se vivió hace un año en el aeropuerto del Prat. Nunca se derrumbó una parte de los muelles del puerto de Barcelona. Hubo problemas, pero nunca fueron tan graves.

Pero, sobre todo, lo que no hubo nunca es la chulería y la prepotencia que hoy tienen los ministros socialistas. Ponían el grito en el cielo cuando pasaban cosas menos graves y ahora sólo saben echar las culpas a quienes no gobiernan, al PP, a Madrid o a los periodistas. ¿Se imaginan qué estaría pasando si hoy gobernase el PP en España? Por mucho menos de lo que estamos padeciendo tendríamos manifestaciones multitudinarias, las sedes populares sitiadas y un aparato mediático de movilización de la opinión pública en contra del Gobierno de España. Pero como los que gobiernan en Barcelona, en Cataluña y en España son ellos, lo que tenemos es un aparato mediático y político de exculpación de los gobernantes. ¿Es ésta la democracia avanzada y moderna que nos prometían los socialistas?

Daniel Sirera es presidente del Partido Popular de Cataluña.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation