Menú

Los señores del margen

David Jiménez Torres

Más de siete millones de libros ejemplifican la primera máxima que debe interiorizar todo estudiante: el conocimiento es infinito. (Volver)
narabanc dijo el día 4 de Mayo de 2009 a las 20:02:03:

Estimado Sr.Jiménez, cierto, los saberes del hombre son inabarcables e imposibles de aprehender por un solo hombre. Se trata del conocimiento del bien y del mal, del árbol que, en el Paraíso terenal, estaba a caballo del muro de separación, cuyos frutos ocasionan la generación y la muerte. Por el contrario, el conocimiento divino es instantáneo y completo, sin dudas ni frustraciones y son muy pocos a quienes les es dado creer en lo increíble, postura sine qua non necesaria para llegar a ese conocimiento. Se trata del fruto del arbol de la Vida,que, en el Paraíso estaba ubicado en el centro.

rmlf dijo el día 4 de Mayo de 2009 a las 18:15:00:

Infinito no es el término correcto. El conocimiento es acumulativo por lo tanto finito. Otra cosa es la capacidad del individuo de poder abarcar "más de siete millones de libros" , sin sentido. Saludos.

paserifo dijo el día 1 de Mayo de 2009 a las 04:05:16:

Nunca ganaremos, sólo se lo pondremos un poco más difícil a los que nos sucedan. Es siniestramente divertido.
¿Y cómo huele esa biblioteca? ¿Tienen los libros raros aparte o bien mezclados con los normales?

Por otra parte, no creo que en el futuro procedamos de la misma manera. Lo correcto sería digitalizar adecuadamente los volúmenes y ponerlos a libre disposición del homo sapiens de finales del s. XXI. Esa es de las pocas formas de gasto público que me parecen imprescindibles y obligatorias.

Salud

« 1 »