Menú
David Vinuesa

No habrá intercambio porque el Atlético no debe perder a Joao Félix

El Atlético de Madrid no se plantea un intercambio entre Griezmann y Joao Félix.

David Vinuesa
0
El Atlético de Madrid no se plantea un intercambio entre Griezmann y Joao Félix.
Joao Félix celebra un gol este año. | EFE

No hay posibilidad de un trueque entre Barcelona y Atlético de Madrid por Griezmann y Joao Félix, pero a tenor de este último rumor me apetecía escribir una columna de opinión de esas que te puedes ‘comer’ con el paso del tiempo, es decir, voy a defender un futuro en rojiblanco del ‘menino’. Atlético, ni de broma, dejes escapar a este chico. Ni de broma.

No soy sospechoso de salvar de toda crítica a Joao Félix ya que cuando he tenido que criticar su actitud lo he hecho, ya sea a través de Twitter como a través de estas líneas. Y digo actitud porque es lo único que se le puede reprochar. Su fútbol es incuestionable. Sin dar su mejor versión y siempre como secundario de lujo, el ex del Benfica ha dejado detalles que algunos jugadores no dejan ni jugando 1000 partidos con un equipo. Es una maravilla verle jugar al fútbol y cualquiera pagaría su entrada para ver uno, dos o tres detalles del astro portugués. Pero falta algo más Joao y lo tienes que sacar cuanto antes.

A veces se nos olvida que los futbolistas son personas y que como todo ser humano un chaval de 21 años tiene momentos en los que necesita una ‘colleja’. El problema es que a esa edad nunca vemos que la necesitamos. A saber qué haría yo con 21 años y en el lugar de Joao Félix. Ya era tonto en su día pues imagina jugando en el Atlético de Madrid, costando 120 millones y con la sensación de tener calidad para comerme el mundo. ¿Colleja? Lo mismo necesitaba un año cavando en el monte para espabilar en esas circunstancias.

Me consta que el entorno de Joao Félix es humilde. Me consta que el chico también lo es. Además sus compañeros le tienen mucho cariño y quieren lo mejor para él. Simeone, lo mismo. ¿Qué pasa entonces? Que tiene que adaptarse. No, no digo adaptarse a la Liga española, porque para eso ya ha tenido tiempo de sobra. Joao Félix se tiene que adaptar a la responsabilidad de un talentoso jugador de 21 años que está en pleno proceso de maduración personal. "Peor lo tienen los chicos que pasan hambre y no cobran lo mismo que él", dirán con razón algunos lectores. Por supuesto, pero por desgracia el fútbol se ha convertido en una burbuja y como tal hay que hablar y analizar los hechos dentro de las circunstancias de la misma.

El Atlético no puede dejar escapar a Joao Félix igual que por ejemplo el Real Madrid no dejó escapar al rebelde Benzema cuando daba más problemas que soluciones. Parece que fue hace mucho, pero el ahora adorado jugador francés era más noticiable en su juventud por sus derrapes dentro y fuera del césped que por sus goles. Era una cabra loca. Ahora es una vaca sagrada del madridismo. Pues con Joao debe pasar algo parecido. Ni de broma se puede perder un talento así.

Joao Félix y Simeone deben ayudarse el uno al otro para encontrar un hueco inamovible para el portugués y lo deben hacer tirando los dos del mismo lado de la cuerda. De momento pocas veces lo han hecho. Por un lado, Joao se tiene que dar cuenta por qué Correa es titular y él no. Y no, no me vale eso de "hay jugadores que no pueden correr todo el rato". Mentira. Los más grandes sí pueden y lo hacen. Mbappé y Haaland se quieren comer el mundo y no paran de correr. Incluso Messi, que ahora sí tiene derecho a andar, corrió como un loco hasta ganarse el puesto que ostenta como mejor jugador del mundo. Y qué decir de Cristiano, compatriota de Joao. Eso sí, Simeone, sin regalarle nada, también tiene que tener más paciencia con él. Si un día vuelve a bajar el ritmo, bronca, pero no suplencia eterna. No es todo o nada. No es solo correr o andar. Equilibrio. Ambos deben encontrar ese término medio, porque aquí el que saldrá ganando, aparte de ellos, es el Atlético de Madrid.

¿Qué hay de Griezmann? Que no hay noticia y que no he cambiado de opinión en caso de que la hubiera. Griezmann tiene 30 años. Joao Félix tiene 21. Siendo un enorme jugador, Antoine tomó una decisión y fue la de irse con muy malas maneras del Atlético. Ahora es tiempo para falar en portugués, no en francés y mantengo lo dicho aunque me pueda costar un ‘zasca’ futuro: yo confío en Joao Félix.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot