Menú

Motivos para creer

Vemos claro por qué tanta insistencia en atacar a la Iglesia Católica: no es tanto una oposición doctrinal, cuanto un conflicto de competencias.

0

Con este eslogan pretende movilizar el PSOE a sus votantes. Dado que las evidencias no juegan a su favor, los socialistas apelan a la fe –virtud teologal que permite "ver lo que no se ve"– para recabar adhesiones. Una vez más la propaganda delata más de lo que quisieran los propagandistas, porque después de cuatro años dedicados a debilitar a la Nación con concesiones a los partidos separatistas, sólo la fe, que cada uno entenderá según sus propias coordenadas, puede justificar el voto al nefasto proyecto de Rodríguez.

Así las cosas, sólo un acto de fe puede convertir una situación de recesión económica en un "escenario económico esperanzador", sólo la fe puede hacer de un proceso infame –de legitimación de los partidos secesionistas y terroristas– un "proceso de paz", sólo la fe puede soterrar ilusoriamente que la gestión del Gobierno autodenominado socialista ha consistido, muy principalmente, en azuzar el enfrentamiento entre los españoles mientras, cínicamente, se acusaba al adversario de crispar.

Ausentes los fundamentos de la acción política del PSOE, y siendo imposible definir los trámites necesarios para sustanciar los proyectos megalómanos de Rodríguez (que pretende la armonía universal de los humanos por el pacto de civilizaciones, mientras destroza la unidad de España), sólo la creencia irracional en estos pseudoproyectos puede venir en auxilio de quienes los pergeñan.

Vemos claro por qué tanta insistencia en atacar a la Iglesia Católica: no es tanto una oposición doctrinal, cuanto un conflicto de competencias.

Desde DENAES tenemos que insistir en la necesidad de que los españoles calculen prudentemente el sentido de su voto y, en lugar de arrastrarse por el fango sentimentaloide del "corazón", pongan el acento en "la cabeza" ("bien orientada la mirada, con todo el cuerpo, hacia donde debe") para votar por los partidos que defienden a la Nación.

El acto de fe que pide el PSOE es un cheque en blanco a disposición de los enemigos de la democracia española, al tiempo que una deserción de la obligación que cada ciudadano tiene de usar su entendimiento en lugar de dejar la política a merced de los afectos. No está de más recordar las palabras de Benito Espinosa: "el fin de la filosofía no es otro que la verdad; el de la fe no es otro que la obediencia".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation