Menú

La bolsa y la guerra congelan la campaña

4
Cuando la campaña electoral norteamericana habría de estar en plena marcha, ha quedado semiparalizada ante la violencia en el Próximo Oriente y su repercusión en las bolsas.

Los norteamericanos están ahora mucho más preocupados con la pérdida de valor de sus inversiones, que valen hoy un 14% menos que en el mes de enero, y por la crisis en el Oriente Medio a la que achacan lo que parece ser el último atentado terrorista contra Estados Unidos.

Esto es especialmente peligroso para Al Gore, quien, para compensar la ventaja que el segundo debate dio a su rival republicano George W. Bush, intenta presentarlo como un embustero por decir que tres personas fueron condenadas a muerte por un asesinato racial en Texas, cuando en realidad solo fueron dos.

La campaña de Gore se puso en marcha inmediatamente, pero el jueves los norteamericanos se despertaron con las imágenes del destructor Coles, después del ataque suicida de un barco bomba y, durante todo el día, siguieron nerviosamente la caída en picado de Wall Street. Con ello, Bush se beneficia de la impresión inicial, muy favorable, del debate y Gore no lo puede combatir en caliente, cuando su contraataque sería efectivo.

Tampoco presta nadie atención al viaje del aspirante a vicepresidente demócrata Joe Lieberman a las "colonias" más pobres de inmigrantes mexicanos en la frontera con Texas, para poner de relieve que hay focos de casi miseria en el estado gobernado por un "conservador compasivo".

Para empeorar las cosas, el candidato del Partido Verde Ralph Nader, que puede quitar votos a Gore por la izquierda, va ganando apoyo en estados indecisos cruciales para los demócratas, como Washington y Oregón. Incluso convocó un acto multitudinario en Nueva York para recoger fondos, en que espera gran asistencia pues sus seguidores no se dejan distraer por las imágenes de televisión.

La crisis tiene también peligro para Bush, pues los norteamericanos podrían preferir un candidato con experiencia internacional en estos momentos. Pero las encuestas, por ahora, no lo reflejan: Bush sigue por delante 4 puntos, por 44 a 40 en los sondeos de Portrait of America y Voter.com, uno, por 43 a 42 en Zogby y tan solo pierde por 44 a 45, en Gallup.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios