Menú

Pobres respondondes

0
La conferencia de Johannesburgo ha acabado con un “consenso de mínimos” para proyectos sin presupuestos ni fuerzas coercitivas para aplicarlos y ha desilusionado a los mejoramundos por la reacción de los pobres respondones a quienes sus quimeras pretendían ayudar. Y es que los representantes de los pobres, no solo no se mostraron agradecidos ante las exigencias de eliminar la pobreza protegiendo el medio ambiente, sino que denunciaban a los ricos por el proteccionismo que cierra los mercados de países en vías de desarrollo. Los ricos, a veces como estados y a veces como imberbes impulsivos agazapados en ONG, les parecen más aferrados a ideas románticas que a soluciones prácticas para países hambrientos, a quienes tratan de cerrar el acceso a los avances de la genética agrícola que ninguna investigación ha podido demostrar como dañina pero que no interesan en sociedades con excedentes agrícolas en que nadie se ha de ir a dormir con la tripa vacía.

La reunión mundial, cuyo presupuesto se aproxima al de algunos países tercermundistas, fue foro de lugares comunes en sus lujosos recintos, de infinidad de sandeces en las calles circundantes y de payasadas de mejoramundos que ni gobiernan ni trabajan, ¿Su “gran éxito”? Que dos grandes naciones todavía pobres, como China y Rusia, aceptasen unos planes ecologistas factibles únicamente en los países industriales más ricos. Ni dentro ni fuera de la conferencia se habló del esfuerzo, austeridad y administración honrada necesarios para salir de la pobreza, de cómo se puede producir más o de alternativas a la droga o la guerrilla en lugares como Afganistán o Colombia.

Sí se habló de las ayudas económicas que han de dar los países ricos y los sacrificios ecológicos que se exigen de Estados Unidos presentados, no solo en Johannesburgo, sino en los reportajes de televisión en España, como “el país que más contamina”, pero obviando que la nación abarca todo un continente y que aquí nunca se han visto las desgracias ambientales de Rusia o la Europa del Este.



En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios