Menú
Dr. Enrique de la Morena

Cataratas

Pasar por el quirófano hoy en día entraña muy pocos riesgos, aunque algunos pacientes intervenidos no queden en las condiciones de visión que los médicos quisiéramos.

Dr. Enrique de la Morena
0

Las cataratas se han convertido en una de las patologías más frecuentes en las consultas de oftalmología (yo diría que significan el 90% de las mismas). En parte, se debe a que el promedio de vida del ser humano es de 85 años y las cataratas afectan, en su mayoría, a personas mayores.

A modo anecdótico recuerdo cómo el otro día el Dr. Miguel Ángel Alonso, prestigioso oftalmólogo de la Fundación Jiménez Díaz, me comentaba que cuando ve a personas con cataratas de entre 70 o 75 años, comentan que es una persona todavía joven. Gracias al avance de la investigación médica nos encontramos con estos comentarios que a los profesionales de la salud nos enorgullecen.

Desde el punto de vista anatómico, decimos que el cristalino es una pequeña lente biconvexa que se encuentra situada detrás de la pupila y de las cámaras del ojo y por delante del cuerpo vítreo, y está colocada de canto.

El cristalino es elástico y transparente en el feto y el niño. Entre los 30 y los 40 años, la parte central adopta un color amarillento, como el de la paja, para ir poco a poco convirtiéndose en un tono ambarino.

Otra cualidad del cristalino es que es blando en el feto y en el niño, firme en el adulto, duro en personas mayores y carece de vasos y nervios. Así, la catarata se define como una telilla que se forma en el cristalino e impide el paso de los rayos luminosos causando la ceguera. Un dato importante para el diagnóstico es cuando una persona que usa gafas para leer de cerca, se da cuenta de que también con cierta dificultad puede leer sin gafas.

Hay dos tipos de cataratas, las congénitas y las adquiridas. Cuando hablamos de cataratas congénitas hablamos de factores hereditarios y de alguna otra patología como la galactosemia que es un déficit enzimático en los niños.

Las cataratas adquiridas las podemos dividir en seniles, metabólicas (como la diabetes, por ejemplo), traumáticas y por radiación. También distinguimos entre nuclear, cortical, polar anterior y polar posterior.

Todos los oftalmólogos tienen, a nuestro parecer, un buen criterio al aplicar en un primer momento un tratamiento conservador para después llevar a cabo el tratamiento quirúrgico. Pasar por el quirófano hoy en día entraña El paso por el quirófano entraña, hoy en día, muy pocos riesgos, aunque algunos pacientes intervenidos no queden en las condiciones de visión que los médicos quisiéramos. No obstante, podemos decir que el 99% de las intervenciones finalizan de forma muy satisfactoria para el paciente, que se siente feliz.

Nuestro consejo, como siempre es que, al igual que se están haciendo campañas para el diagnostico precoz del cáncer de mama o en los hombres el de próstata, debemos realizar un chequeo anual de la vista ya que preferimos prevención a curación.

Entre otras muchas cosas, el Dr. De la Morena es miembro del Comité Científico de la Fundación Ferrer para Investigación y Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios