Menú

Siempre aconsejamos ir al médico, pues la historia clínica es lo suficientemente clara para el diagnóstico y su debida exploración.

Dr. Enrique de la Morena
0

En esta época del año aumenta en las consultas el problema de las conjuntivitis debido principalmente a que las piscinas abusan de poner cloro y otros agentes químicos para evitar las infecciones. El control de la cantidad de estos productos no suele ser demasiado exacto y el organismo y sobre todo los ojos sufren de esta patología que conocemos como conjuntivitis de la piscina.

La Conjuntiva es una membrana mucosa que nos cubre el globo ocular: la parte que nos recubre la Esclerotica la llamamos Conjuntiva bulbar y la que recubre la zona de los parpados Conjuntiva Palpebral.

La Conjuntiva tiene como misión lubricar los ojos, para lo cual nos fabrica lárimas en menor proporción que las glándulas lagrimales. Al estar de cara al exterior, nos protege de infecciones, traumatismos... y cuando vamos a la piscina y nos bañamos, los ojos sufren el efecto de los agentes químicos que hemos descrito y origina esta patología, cuyos síntomas principales son dolor, escozor, enrojecimiento, mucho picor, hinchazón de los párpados, visión borrosa, ojos pegados (síntoma de infección bacteriana)...

Siempre aconsejamos ir al médico, pues la historia clínica es lo suficientemente clara para el diagnóstico y su debida exploración. Sí aconsejamos el uso de gafas como las que usan los nadadores; las toallas que tenemos en la piscina no las debemos usar para limpiarnos los ojos y por ultimo hay que huir de los tratamientos caseros. Una conjuntivitis mal curada es un problema para el futuro

Entre otras muchas cosas, el Dr. De la Morena es miembro del Comité Científico de la Fundación Ferrer para Investigación y Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios