Menú
Dr. Enrique de la Morena

Gastroenteritis virales

Estas infecciones son más peligrosas en niños y personas mayores por el problema de la deshidratación. Por esta razón, es aconsejable en estos casos el ingreso del paciente en un centro hospitalario

Dr. Enrique de la Morena
0
El título del anterior artículo publicado en este suplemento se titulaba "nosotros comemos carne de cerdo". Pues bien, para demostrar que se puede y que sigue siendo saludable, hoy escribimos sobre los virus que tienen su apetencia por el tracto digestivo -estómago, intestino delgado e intestino grueso- y que nos originan una patología intestinal.

Nunca un virus propio de las vías respiratorias puede contaminar la carne ya que este tipo de virus es termolabil y el calor lo destruye. Por este motivo, no es necesario tomar medidas sobre la ingestión de alimentos.

¿Cuáles son los virus que nos afectan al aparato digestivo? son varias familias englobadas como enterovirus y que nos alteran nuestro digestivo por ser procesos inflamatorios e infectocontagiosos.

Estos enterovirus pertenecen a diferentes familias tales como rotavirus, adenovirus, astrovirus y calicivirus, dentro de esta última familia encontramos los norovirus y mas concretamente el virus de Norwalk que es un pueblo del Estado de Ohio donde en 1972 infectó a los niños de una escuela. Se le puso el nombre de Norwalk porque fue la ciudad donde se estudió por primera vez.

La enfermedad viral se origina por la ingesta de alimentos contaminados con estos virus intestinales, también por beber aguas contaminadas, también los manipuladores de alimentos son los que propagan estas infecciones.

La sintomatología es unas diarreas líquidas, con fiebre, malestar general, etc. Estas infecciones son más peligrosas en niños y personas mayores por el problema de la deshidratación. Por esta razón, es aconsejable en estos casos el ingreso del paciente en un centro hospitalario.

En cualquier adulto no suele presentar gravedad siendo necesario reponer líquidos y una dieta según nos diga nuestro médico.

Siempre aconsejamos no automedicarse pero en estos casos es más importante, si cabe, seguir esta indicación. No hay que olvidar que, por ejemplo, los antibióticos no tienen ninguna acción bienhechora y, sin embargo, pueden perjudicarnos.

Otro consejo es no beber agua al ir al campo en sitios donde desconozcamos el estado y potabilidad de la misma. Es aconsejable lavarnos las manos constantemente ya que cuanta más higiene tengamos, más posibilidades tenemos de evitar la infección por este tipo de virus.

Como al comienzo del artículo explicábamos, este tipo de virus no residen en la carne de cerdo, por lo tanto, nosotros seguimos comiendo cerdo.

Entre otras muchas cosas, el Dr. De la Morena es miembro del Comité Científico de la Fundación Ferrer para Investigación y Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios